Los Roa, un caso de investigaciones poco éticas

Los Roa, una familia de Irapuato que lleva 7 años, cerca del o los gobiernos que han aplaudido investigaciones poco éticas, sin sustento, falsas y que han sido avaladas tanto por víctimas que se convierten en verdugos

Famlia Roa: Erandi y Enrique Roa Quintero, al lado de sus papás Ma. Guadalupe Alicia Quintero y Enrique Antonio Roa Ordoñez, en sus brazos Enrique lleva a su hijo

Irapuato, Guanajuato

Están libres, es decir, fuera de una cárcel, pero cerca del o los gobiernos que han aplaudido investigaciones poco éticas, sin sustento, falsas y que han sido avaladas tanto por víctimas que se convierten en verdugos, ellos son: Los Roa, una familia de Irapuato.

La familia Roa integrada por el señor Enrique un ex militar retiraro, su esposa María Alicia Roa Quintero, ama de casa entregada a su familia, Enrique Roa, un padre de un hijo y Erandi Roa, una mujer que tener un anillo de compromiso en su mano, tuvo las esposas y grilletes de una cárcel.

Ellos fueron acusados de fraude en al menos 17 ocasiones, porque supuestamente se habían robado la misma cantidad de vehículos en varios Estados con cheques falsos que entregaban a sus víctimas y que no podían cambiar.

En Irapuato, vivían “acomodadamente”, es decir, como una familia que trabajaba y que producto de su esfuerzo, Don Enrique tenía una pensión como ex ingeniero militar y una ferretería, sus hijos con un negocio de venta, renta y arreglo de celulares.

Cierto día y presuntamente por una investigación en “google” uno de los estafados, dijo que ellos eran los culpables de haberle robado su camioneta, entregó las fotografías que estaban en la red al Ministerio Público y la policía ministerial los detuvo.

El año pasado, salieron “libres” de una cárcel en Colima, donde pasaron casi 3 años detenidos por una de las investigaciones en su contra, todas ellas hasta el momento invalidadas, ya sea porque no eran ellos, los robos se seguían cometiendo mientras estaban detenidos o simplemente no había suficiente elementos para dejarlos encerrados.

El problema no ha terminado, Los Roa, están en un exilio obligado que los mantiene temerosos, ansiosos y con mucho temor a regresar a la cárcel, pues en todo México fueron boletinados en medios de comunicación sin tener sentencia, sólo una denuncia de alguien a quien al parecer los confundió, porque de ese caso, también quedaron absueltos.

De 17 procesos, en 16 han sido absueltos: Familia Roa Quintero

Hoy en día, viven hacinados en un punto de México, donde prefieren guardar silencio, manteniéndose inseguros, pues las investigaciones de otros casos siguen, casos en los que siguen sus rostros, pese a que cámaras de seguridad bancarias ya tienen otro tipo de filiación y tiempo.

Erandi se quedó sin ese momento mágico del matrimonio, Enrique tuvo que decirle a su pequeño hijo que le de daba vergüenza estar en la cárcel, pero que prefería decirlo, antes de que alguien más le contará otra versión.

La señora María Alicia, pasó de su cocina en la que era parte de su desestres, a un espacio en el que ahora sólo alcanza a caber ella y Don Enrique perdió su ferretería, la libertad de salir a la calle en Irapuato, comprar un café, caminar por el centro histórico y compartir espacio con sus hijos.

Los Roa temen que nuevamente sean detenidos, ante la gran red de corrupción, que hay dentro de los Ministerios Públicos, auspiciados por jueces que en lugar de revisar datos, les han hecho perder hasta ahorita ya siete años de su vida, todo porque en google alguien los denunció y sus fotografías se convirtieron en la salida de autoridades para cumplir con su trabajo.

Familia Roa Quintero en la cárcel y sus “clones delincuentes” libres (Reporte Especial)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba