La UG se respalda con la ley ante los bienes de Carmen Beckmann

Los bienes de la sucesión de la señora Carmen Beckmann Macías, ubicados en San Miguel de Allende fueron adjudicados a la Universidad de Guanajuato de conformidad a la ley

Guanajuato, Guanajuato.- Los bienes de la sucesión de la señora Carmen Beckmann Macías, ubicados en el municipio de San Miguel de Allende, Guanajuato, han sido adjudicados a la Universidad de Guanajuato de conformidad con lo señalado por los ordenamientos jurídicos aplicables.

Particularmente, se hace referencia al inmueble ubicado en la calle Hernández Macías #105, Zona Centro, del municipio referido. Al respecto, la UG hizo las siguientes precisiones:

  1. La señora Beckmann Macías falleció el 14 de octubre de 2014 sin haber expedido un testamento.
  2. En el año 2014, mediante la celebración de un contrato, se acordó que los bienes de la sucesión de la señora Carmen Beckmann, se pondrían en posesión de la Universidad de Guanajuato, con excepción del inmueble referido el cual, se argumentó, fue objeto de una donación en el año de 1994.
  3. En el mes de febrero del año 2015, se iniciaron los trámites del juicio sucesorio respectivo de conformidad con lo estipulado en las leyes de la materia.
  4. El 9 de septiembre de 2015, se recibió el emplazamiento de un juicio ordinario civil en materia de prescripción positiva sobre dicho inmueble.
  5. El 27 de septiembre de 2015, el doctor Luis Felipe Guerrero Agripino asumió la Rectoría General de la Universidad. En este periodo rectoral, se instruyó a esta Oficina agotar todos los recursos legales a fin de que dicho inmueble se incluyera en la masa hereditaria. Así lo hicimos, pero finalmente la autoridad judicial resolvió que la prescripción positiva se había consumado.
  6. Además, dentro de los plazos señalados por las leyes correspondientes, se interpuso el recurso de apelación y se confirmó la resolución judicial antes referida. Ante ello, interpusimos un amparo, el cual fue negado.
  7. Aunado a lo anterior, el 19 de octubre de 2016, se dio vista al Órgano Interno de Control de la Universidad –Contraloría General– para iniciar investigación por la probable comisión de actos de corrupción a fin de deslindarse las responsabilidades administrativas correspondientes, siendo resuelto el asunto en última instancia por el Tribunal de Justicia Administrativa.

Es necesario precisar que el tratamiento del caso se ha realizado agotando al máximo los recursos legales a partir del estado en el que se le correspondió darle seguimiento, según el maestro Mauricio Alejandro Murillo de la Rosa, Abogado General y Apoderado Legal de la Universidad.

La Universidad de Guanajuato ha seguido rigurosamente la instrucción del Rector General: Actuar con puntual apego al orden jurídico, al respeto irrestricto al Estado de Derecho, al margen de especulaciones, distorsiones o pretensiones de diversa índole ajenas a los fines universitarios.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba