El precio del “Oro Verde” en Irapuato, ronda entre los 80 y 100 pesos el kilo

Analistas dicen que el precio del aguacate podría llegar a un nuevo máximo histórico al alcanzar los 130 pesos por kilo

El precio del aguacate mejor llamado “Oro Verde” ronda entre los 80 y 100 pesos el kilo

Irapuato, Guanajuato

El precio del aguacate mejor llamado “Oro Verde” ronda entre los 80 y 100 pesos el kilo, en la central de abastos y mercados de la ciudad, debido a la escasez del producto y a la demanda creciente tanto del mercado nacional como de los Estados Unidos.

Margarita González, ama de casa comentó “aparte del aguacate también subió el pollo, chayote, naranja, tomate verde y carne de cerdo, ahorita no compré aguacate porque si no, no me alcanza para pagar lo demás”.

Guanajuato es uno de los estados donde se vende el kilo de aguacate más caro del país ante la escasez que atraviesa. Actualmente se vende hasta en 90 pesos el kilo y podría aumentar hasta los 130 pesos, de acuerdo al programa «Quien es quien, en los Precios de la Procuraduría Federal del Consumidor» (Profeco).

EN JUNIO EL AGUACATE SE ESCASEA

El secretario de Desarrollo Económico, Jesús Melgoza, explicó que, durante el mes de junio, la producción del fruto se escasea debido a que los árboles se encuentran en la última oración y el insumo aún no se encuentra listo para su corte y venta, y en consecuencia se incrementa su precio “Se trata de un tema de oferta y demanda”, dijo el funcionario.

La solicitud de aguacate en el mercado estadunidense crece más de dos dígitos anuales y Michoacán no tiene la capacidad de cubrir ese aumento, por lo que los trabajos ahora con los productores están encaminados a potencializar la producción.

“No queremos más hectáreas de aguacate sembradas, sino hacer más eficientes las que ya se tienen y llegar a tener una producción de 15 o 20 toneladas por hectárea” explicó el secretario.

LA INSEGURIDAD Y LOS ROBOS DE CAMIONES TAMBIEN AFECTA

Otro motivo más que encarece el producto según los propios productores de Michoacán, es la inseguridad y el robo de por lo menos cuatro camiones de aguacate diariamente en el estado.

Las empresas en las que se embala el producto son las más afectadas. Ellas compran el aguacate directamente a los productores, pero al final, cuando debería llegar a las fábricas en donde son preparadas para su destino final (más de la mitad es exportado, según la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural), el flete llega incompleto, por lo que pierden grandes sumas de dinero.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba