¿”Stalkeas” por internet?; cuidado, podría ser un delito

stalkear

Stalkear es una palabra que cada vez más obtiene mayor fuerza y utilización en la lengua española, el término deriva del inglés, del verbo “to stalk” que equivale a “acosar”, “espiar” o “perseguir”, transformándolo a nuestra lengua. Su mayor uso se da en el entorno tecnológico, en específico en las redes sociales para describir la acción propia de acosar vía online a una persona a través de las redes sociales tales como Facebook, Twitter, Instagram, etc. Este comportamiento implica observar el perfil, publicaciones y fotos de una o varias personas en particular que puede tornarse obsesivo o simplemente se realiza por hobby.

Por eso, la próxima vez que compartas en Internet una foto o video sin autorización de la persona involucrada, o abras un correo electrónico que no es tuyo, podrías estar cometiendo un delito y alcanzar cárcel por hasta 12 años de prisión en el primer caso o hasta cinco años de cárcel en el segundo caso, además de multas económicas.

Intimidar, agredir o acosar a usuarios de Internet, también puede ser motivo de cárcel con penas de seis a dos años de prisión, y si quien lo realiza es un superior en el trabajo, la pena se duplica.

Las penas por organizar, participar o ejecutar un ataque cibernético pueden significar cárcel de 20 a 30 años de prisión y hasta de 55 años de cárcel por Terrorismo informático.

El terrorismo informático es quien utilizando armas cibernéticas, ejecute ataques a infraestructuras informáticas o infraestructuras Críticas Nacionales, que produzcan alarma, temor o terror en la población o en un grupo o sector de ella, para atentar contra la seguridad nacional o presionar a la autoridad o a un particular, u obligar a este para que tome una determinación.

Si se afecta gravemente una Infraestructura Crítica Nacional o se genere un daño o perjuicio a la economía nacional se le aumentará en una mitad.

Estos son sólo algunos de temas incluidos en los 48 artículos de la iniciativa con proyecto para crear la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Informáticos presentada este martes en el Senado de la República por el senador Omar Fayad.

De acuerdo con la iniciativa presentada, que fue elaborada por la secretaría de Gobernación, la Policía Federal y legisladores, según reconoció Enrique Galindo, comisionado general de la Policía Federal, trabajan para generar una política pública concreta en materia de ciberseguridad y tener un marco legal que les permita actuar para combatir delitos tecnológicos.

Omar Fayad, presidente de la Comisión de Seguridad Pública y quien presentó la propuesta al Senado de la República que tendrá que ser aprobada en comisiones y luego turnada al pleno para su aprobación y deberá ser avalada también por la Cámara de Diputados, se tipifican conductas como el hacking, el cracking, el phishing, el evil twin, el robo de identidad; la pornografía infantil, amenazas, intimidación, acoso, difusión de imágenes privadas sin consentimiento, grooming y otras conductas como ataques ciberterroristas.

La propuesta incluye también sanciones en contra del Ciberespionaje de hasta 15 años de prisión a quien proporcione información de inteligencia a través de medios informáticos, bases de datos digitales militares, o información relacionada con la seguridad nacional a grupos o gobiernos extranjeros.

También la clonación de tarjetas de crédito o débito, la suplantación de páginas web que se hacen pasar por bancos y sustraen información y la suplantación de identidad de una persona física o moral se propone tipificar el delito.

Según datos del último Reporte Global de Cibercrimen Norton de 2013, en 12 meses, al menos 556 millones de usuarios web en todo el mundo, fueron víctimas de acciones como la recepción de virus o malware, robo de identidad, ciberbullying, hackeo de cuentas, fraude financiero difamación a través de fotografías y filtración de videos íntimos. Lo que significó un incremento de 118% respecto de los 255 millones de personas en el 2011.

Además en los teléfonos móviles es donde más crece el cibercrimen, porque el 48% de los usuarios de Smartphone no utiliza medidas de protección básicas como contraseñas de acceso y un 57 por ciento desconoce la existencia de software de protección para dispositivos móviles.

El comisionado Enrique Galindo, consideró que “lo que ha propuesto el Senado, en la iniciativa del senador Fayad, es precisamente darle un marco normativo específico a los delitos cibernéticos que nos permitan afrontarlo con mejor claridad. Creo que es una gran oportunidad que tenemos los mexicanos, de entrar al debate de la ciberseguridad con una normatividad más concreta, más puntual, más específica sobre ello”.

La propuesta debe ser aún aprobada por ambas cámaras legislativas, por lo que se prevé tengan ajustes durante el proceso legislativo que apenas inicio.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button