¡Manifestaciones por la paz o actos de vandalismo¡

esauglez

La pregunta que me he hecho desde hace algunos días va encaminada a la, o las formas en las que se han llevado a cabo las manifestaciones relacionadas a la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero y aún no tengo respuesta.

Cierto día me tocó ver a un grupo de estudiantes organizarse para manifestarse por la inseguridad que se vive en el país y de ello pedir un alto a la violencia, aunado a una «respuesta» de parte de las autoridades por los normalistas, pero en general y desde un punto de vista muy personal, han sido «llamaradas» de gritos sin sustento, aclarando que no ha sido en todos los casos, pues ha habido grupos organizados y con mensajes validos ante un México que se encuentra harto de la corrupción y desesperanza.

Hace unos días cuando en Pénjamo, Guanajuato, fue cancelado el desfile por el 20 de Noviembre relacionado a la Revolución Mexicana, un grupo de jóvenes salieron a las calles y con gritos de «fuera el mal gobierno» o «#TodosSomosAyotzinapa» enviaron un mensaje que fue creciendo y «orilló» (aunque fue una decisión autoritaria, pudiera decirse de ambas partes) a que el desfile no se pudiera realizar.

Los comentarios en las redes sociales, fueron muy variados, desde el apoyo a los manifestantes con gritos para iniciar una revolución como la que se hizo hace poco más de 100 años o bien desaprobando las formas y acciones que se han tomado que para algunos han sido «violentas» y que en lugar de ayudar repercuten al sano esparcimiento, pero ahí es cuando la libertad de expresión es distinta, variada y con pensamientos autónomos.

A través de mensajes al presidente de México, Enrique Peña Nieto para que renuncie, la presentación de la película «La Dictadura Perfecta», la forma en la que adquirió una casa Angélica Rivera, los casos de «Los Moches» y mil y una cosa más relacionada a los manejos políticos; el país pareciera estar inmerso en un tobogán de desaliento hacía la política mexicana, un «asco» por todo lo que ha estado ocurriendo, pero al menos y reiterando una visión propia los mensajes de algunos manifestantes en su mayoría estudiantes, ni siquiera conocen los antecedentes históricos o los variados escaparates que pueden presentar sin necesidad de caer en la provocación y en la misma inseguridad.

Es lamentable ver imágenes con «chavos» golpeando a un policía casi muerto a golpes o en caso contrario, represión de las mismas autoridades, al final del día todos somos mexicanos y pertenecemos a una misma familia que es México y por esa misma razón, el entendimiento y sensatez tendría que relucir y no la «anarquía» de un grupo que en los medios se ven encapuchados, con objetos que lastiman y con situaciones que entorpecen, a los que sí, quieren manifestar sus ideas y quieren un lugar tranquilo, sin corrupción y alejado de la infelicidad.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba