La Presa del Conejo, 47 años de marcar historia en los Irapuatenses

Hoy en día es lugar de siembra y espejo para las aves

Irapuato, Guanajuato.- La Presa del Conejo a 47 años de hacer historia en Irapuato convirtiéndose en el monstruo que ahogó a muchas personas  por el nivel del agua que alcanzó los 2 metros de altura, hoy en día luce apacible.

Una falla en serie de varios bordos en la presa a consecuencia de precipitaciones durante 15 días, el 18 de Agosto de 1973, el agua buscaba su camino para desembocar al cauce del río Lerma pero se topó con el bordo que forma la carretera al municipio de Abasolo, permitiendo la elevación del agua por encima de la ciudad de Irapuato generando la tragedia.

Muchas personas perdieron la vida quedando atrapadas entre sus viviendas y otras murieron al luchar contra corriente del agua que se los llevó.

Esta presa que se encuentra a 1897 metros sobre el nivel del mar, en la actualidad  sus niveles de seguridad son muy altos, cuenta con poca agua lo que permite ser fuente de trabajo pues se utiliza para la siembra de garbanzo, además es un espejo para las aves que se posan sobre ella, recreando ambiente de tranquilidad a la vista de los visitantes.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba