La Bruja de Peñuelas | Periódico Notus

La Bruja de Peñuelas

La historia cobró vida gracias a los relatos sobre avistamientos constantes de brujas en la ranchería

Por: Omar Martínez

Irapuato, Guanajuato

Según cuentan los habitantes de la ranchería de Peñuelas, han tenido avistamientos constantes de brujas e incluso que por los cielos han divisado que vuelan.

La bruja, a la que le atribuyen los que le han visto, un olor fétido en el ambiente y un frío que cala hasta el hueso cuando está cercana su presencia, tiene rasgos físicos como un cabello alborotado, el cual cubre su rostro sin dejarlo ver con una vestimenta larga color blanco.

Los lugareños afirmaron que las personas cuando la ven, su presencia es tan fuerte al grado de que ha causado desmayos, dolor de cabeza y fiebre.

Por otro lado, según dicen algunos pobladores, ha causado suicidios, puesto que “una vez que la miras, estará contigo hasta el día de tu muerte y no podrá dejarte en paz.”

Por las noches, en Peñuelas, comentaron se encuentra muy vacío y solitario, aparte de lóbrego, pues sólo pueden observarse sembradíos y árboles, además de que es solo en ese tiempo del día en que se pueden escuchar lamentos y arañazos que son bastante comunes.

Señales de figuras demoniacas, artefactos de brujería, patas de gallo y otras algarabías pueden apreciarse debajo de los árboles por las mañanas que es cuando los habitantes del lugar pudieron detectarlas, ya que según comentaron se pueden ver únicamente a las brujas por las noches.

Dicen los campesinos que es posible alejarlas poniendo sal, palmas bendecidas, ajos o rudas en los hogares y en las habitaciones debajo de las almohadas así como comer de vez en cuando carne de lechuza, poner cruces con machetes para la protección tanto de bebés como de la población misma.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Cerrar