Investigador de la UG fabrica dispositivo óptico con posibilidades de detectar gases tóxicos en el ambiente

León, Gto.- Para el Dr. Rigoberto Castro Beltrán, académico de la División de Ciencias e Ingenierías de la Universidad de Guanajuato, la ciencia es una parte fundamental en su vida cotidiana, “para mí la ciencia lo es todo, me gusta estar en el laboratorio, disfruto escribir, pero sobre todo transmitir el conocimiento”, actividad que realiza en su labor como docente.

Además de ser profesor, ha dedicado varios años de su vida a la investigación, es Doctor en Ciencias Ópticas y cuenta además con 4 posiciones postdoctorales realizadas en Francia, México y Estados Unidos. Actualmente colabora con diferentes grupos en proyectos de investigación en temas que oscilan desde microscopía en alta resolución, óptica no lineal y procesos foto-acústicos.

Sin embargo, trabaja más en una investigación de su especialidad, que consiste en el desarrollo de chips fotónicos –dispositivos ópticos- capaces de producir un gran rango de longitudes de onda centradas alrededor de telecomunicaciones las cuales, servirán para reconocer la presencia de ciertos gases nocivos para la salud en el ambiente.

Dichos gases en un medio ambiente inmediato ocasionan problemas respiratorios o en los ojos, por lo que en algunas ocasiones pueden ser tóxicos. El dispositivo óptico permite acceder a frecuencias en las que los gases absorben, “de esta manera, estamos desarrollando sensores ultrasensibles para detectar diferentes cantidades de estos gases en el medio ambiente”.

El Dr. Rigoberto Castro Beltrán comentó que los chips fotónicos tienen aplicaciones inmediatas en el sector salud porque funcionan como un sensor óptico en el que su superficie puede ser activada bioquímicamente para que reconozca sólo las moléculas que se quieren examinar.

El investigador trabaja en la fabricación y el desarrollo de este tipo de sensores a base de microresonadores ópticos desde el 2012. La última contribución de investigación relacionada con el tema la desarrolló en la Universidad de California en colaboración con el Conacyt en el grupo de la Prof. Andrea M. Armani.

Para finalizar, el profesor de la Universidad de Guanajuato comentó que cuando inició su formación académica pensó que una de las principales posibilidades para desarrollar su trabajo era la industria, pero durante su estancia universitaria empezó a vincularse a la academia a través de los veranos de investigación y de esa manera, se relacionó más con el lado científico. Se convirtió en investigador al cursar sus estudios de posgrados en el Centro de Investigaciones en Óptica.

Recomendó a la comunidad estudiantil acercarse de lleno a la ciencia, que también definió como un pasaporte internacional, “no tienes límite, cuando descubres qué aspecto de la ciencia te apasiona puedes continuar con una maestría o un doctorado, realizar una estancia en el extranjero, vincularte con otras disciplinas, la ciencia les ofrece muchísimo y más en la Universidad de Guanajuato, una de las mejores instituciones educativas del país, en la que se efectúan investigaciones de vanguardia”.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button