Al menos 3 de cada 5 americanos no usarían una compañía si su imagen corporativa no es buena

Foto: Denin Lawley

La imagen de una empresa es todo en una era en la que la mayoría de las interacciones pasa por lo visual. En particular cuándo las redes sociales son uno de los principales canales donde muchas marcas, pero sobre todo empresas dan a conocer no sólo sus productos, sino también su imagen corporativa en general. Se trata para muchos especialistas de una arma de doble filo, ya que según las más recientes investigaciones en mercadotecnia, 3 de cada 5 americanos no utilizarán los servicios o comprarán los productos de una firma si el logo no es atractivo.

Esto implica que el diseño de un logo y su consecuente aplicación del famoso “manual de estilo” al resto de los productos que ofrezca la marca tendrá un valor más que importante en una época como la que vivimos actualmente. Es que resulta que en gran medida más que la calidad del producto (aunque no deja de importar), existe el dicho que reza que “una buena imagen dice más que mil palabras”.

Basándose en ese precepto, muchas empresas, incluso aquellas que prestan servicios como es el caso del aeropuerto Felipe Ángeles, que entró en un espiral de controversia luego de su logo que muchos consideraron casi como un meme durante mucho tiempo. Es que para muchos empresarios, la forma en la que los clientes ven su empresa tiene un rol fundamental a la hora de establecerse en el mercado.

El futuro de la imagen

Claro que no sólo son las empresas las que están tratando de dar una mejor imagen al mundo a través de sus logotipos, incluso instituciones como la Misión de Santiago están en la misma recta. Recientemente lanzaron un concurso que tuvo miles de participantes, para diseñar un logo por el tricentenario de la Fundación de la Misión. Este hecho, que si bien para muchos no tendría transcendencia, podría alcanzar a más personas si su logotipo o isologotipo estuviese en concordancia con las necesidades modernas.

Foto: UX Store

De esta misma manera, miles de compañías están buscando renovar sus imágenes corporativas, en muchos casos eliminando algunos elementos que en la mirada moderna pueden representar un insulto o bien una cuestión histórica que podría ofender a una etnia. Es por eso que se están removiendo imágenes de nativos americanos de algunas mantecas muy populares, así como el caso de Argentina que eliminó una mujer afroamericana en un logotipo de una harina muy popular, que podría ofender a las personas de color.

En esta línea, tener el control y poder diseñar un logo puede resultar una carrera muy interesante para muchas personas, en particular cuándo los cursos para poder aprender a pensar y crear un logo son cada vez más accesibles y sobre todo prácticos en la actualidad. Es cuestión de lanzarse en esta nueva empresa, que tiene todas las perspectivas de convertirse en una de las profesiones más solicitadas en un futuro que se guía particularmente por cómo lucen las cosas.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba