Un papá a toda “madre”

NIR150201

Irapuato, Guanajuato

Hace 20 años la vida del señor Mario Velázquez dio un giro de 360 grados, cuando se divorció y su rol de padre lo tuvo que “combinar” con el de una madre.

Papá de tres hijos en ese entonces, Mario, Lupita y Arturo el menor de 3 años,  los dos varones se quedaron a su lado, la niña partió con su mamá a Aguascalientes.

Años después, Mario el mayor de los tres hermanos decidió que también se iba a Aguascalientes por “problemas” con la escuela.

Se quedaron en casa sólo el señor Mario y su hijo Arturo el más pequeño, quienes han tenido que sobrellevar la falta de tiempo para coincidir en poder verse debido a la profesión de su papá, médico anestesiólogo.

Desafortunadamente mi hijo ya se acostumbró a eso, que aún cuando tengamos planes tengo otras actividades y estamos muy acoplados a eso y eso lo hizo ser a él prácticamente autosuficiente”, comentó.

El señor Mario platicó una de las anécdotas que con los pasos de los años han tenido que vivir él y su hijo, entre combinar su trabajo en el Hospital con el cuidado de Arturo, cuando era niño.

Me lo llevaba a veces a trabajar, a veces lo dejaba en el vestidor viendo tele o le ponía una filipina que le quedaba como bata y las enfermeras ahí me lo cuidaban, afortunadamente no fueron muchas veces”, platicó.

Otras de las cosas que ha tenido que hacer para suplir su presencia a cualquier hora dijo “Hace trece años, cuando compramos un perro que fue cuando me separé y no vivía aún con la otra persona, mi hijo era un niño y le daba miedo quedarse en la casa, me hablaban en la noche y me iba, entonces le compré un perrito desafortunadamente es la forma en que trato de llenar los huecos que no puedo llenar yo con mi presencia y mis cuidados”.

Y es que el señor Mario luego de divorciarse de la mamá de Arturo volvió a tener una nueva pareja con la que procreó a Alberto, ahora su hijo más chico. Su segunda relación tampoco funcionó, agregó.

Sin embargo y a pesar de la distancia con sus otros tres hijos a excepción de Arturo que vive con él, el señor Mario tiene “muy buena relación”, con todos.

Llevamos una relación buena, de hecho llevo muy buena relación con mis hijos y una relación buena a secas con las mamás de mis hijos, tenemos buena comunicación para cualquier problema acerca de mis hijos”, indicó.

Arturo quien ha estado prácticamente toda su vida a lado de la persona que lo ha procurado todo el tiempo, le dio una profesión en Comunicaciones, comparten el gusto por el futbol o de vez en cuando van al cine a ver una película, agradeció tener “el mejor “papá del mundo.

Siempre lo ideal es vivir en una familia funcional pero llevamos una buena relación que es lo bueno”, expresó Arturo.


Por Sara Garibaldi
Twitter: @periodicoNotus

Artículos Relacionados

Un Comentario

  1. Una bonita historia y felicidades al señor, pero un giro de 360° te deja en el punto de salida, creo que deben de tener cuidado con su redacción. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button