Un panteón de pocas pulgas

Irapuato, Guanajuato.- El Paraíso de mi Amigo “Nació a raíz de la muerte de uno de nuestros perros, se llamaba Doggy, él falleció y andábamos en la ciudad buscando un lugar especial para él, el cual no encontramos entonces fuimos a enterrarlo a unos terrenos que tenemos para Romita, de ahí nos vinimos penando cuánta gente quisiera un lugar especial para su mascota…”, platicó Ely Rocha, propietaria del cementerio.

Con el lema “Por favor no nos tires recuerda que somos parte de la familia” El Paraíso de mi Amigo, es el único cementerio exclusivo para mascotas en Irapuato, ubicado en la carretera Irapuato-Cuchicuato en el kilómetro 6 a 5 minutos de Villas de Irapuato.

En este cementerio descansa un puerquito vietnamita, zarigüeyas, pericos, conejos, cuyos, perros y hasta un pez beta ha sido cremado.

Al entrar al cementerio una silueta que representa a Doggy se puede observar y pequeñas lapidas de las mascotas enterradas a los costados del panteón.

Ely  Rocha contó que los dueños de las mascotas difuntas visitan a sus animalitos, “Tenemos gente que viene a verlos, les ponen alabanzas, les ponen su florecitas, para esta fecha de Muertos vienen y les colocan sus coronitas, su flores de cempasúchil, veladoras, entonces, sí los tienen muy motivaditos no los echan al abandono”.

Con el tiempo refirió la cultura de la gente se ha ido transformando, las mascotas son tiradas en baldíos, carreteras, entre otros lugares sin embargo ha ido disminuyendo esta situación.

“Cuando iniciamos nos hacía falta mucha cultura, todavía encontramos perritos en las carreteras, en las orillas, en los baldíos, pero ha sido menos”.

Énfasis

En el Paraíso de mi Amigo las mascotas pueden ser enterradas en fosa común, fosa individual o ser cremados.

Fosa común

Se excava una fosa exclusiva para cada mascota, no importa el tamaño pero el área va sin identificación alguna. Aquí hay alrededor de 700 animalitos enterrados.

Fosa individual

En esta área la mascota se entierra con ataúd o sin ataúd que puede ser de metal o madera o envuelto en una sábana y se coloca una lápida de granito en forma de casita donde va grabado su nombre, su fecha y un epitafio que el dueño pida. Aquí descansan al menos 80 mascotas.

Cremación

En la cremación, se coloca la cenizas de la mascota en una urna de cerámica que depende del tamaño de la mascota y si el dueño quiere se le coloca la foto del animal, su nombre, su fecha y un epitafio. Aproximadamente 800 mascotas han sido incineradas.

Dichos servicios van de 500 a dos mil 500 pesos el servicio más caro.

Debido al amor a los animales, Ely Rocha dijo que “Estamos muy orgullosos de tener el cementerio, es algo muy satisfactorio, es algo que nos gusta, que nos encanta”.

Artículos Relacionados

Un Comentario

  1. Muy buen servicio. Lo recomiendo ya que son muy respetuosos con tu mascota.
    Tengo en mi poder las cenizas de mi perrito Nano y son feliz te tenerlo con nosotros ya que fue nuestro «niño» parte de la familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba