“Si la música es lo que te gusta, apuéstale con mucho coraje”

Eva Marzz, la gran y talentosa cantante irapuatense que se atrevió a luchar para persistir en su sueño y que ha colaborado con artistas como Armando Manzanero, Eugenia León y actualmente con Remmy Valenzuela, cuenta su historia de audacia en el mundo musical

Irapuato, Guanajuato

“Toda mi vida es música, completamente… me da risa cuando me preguntan:

-¿A qué te dedicas?

Y yo:

-A la música

-Sí, pero aparte, ya en serio…

-A la música”

Comentó Eva Marzz haciendo alusión a que la música no es una carrera que esté tomada muy en serio, que es una profesión y no es fácil, pues expresó que además de que la gente la idealiza de muchas maneras, también tiene sus sacrificios.

La vena musical

Hija de padres músicos, con 10 años de dedicarse enteramente a la música, desde pequeña mostró interés por el canto, siendo su padre guitarrista y su madre vocalista, además de que su hermano también es cantante, tuvo su instrucción y ejemplo a corta edad, además de la “vena musical” heredada.

Escucha jazz y blues, géneros compartidos e inspirados en gusto por su papá desde niña y boleros cantados por su mamá. Eva escucha de todo un poco dentro de los diversos estilos musicales.

“Creo que no lo escoges, te escoge a ti, yo escucho una canción y me enfoco en la voz, en las notas, en la letra… siempre ha sido así”. Afirmó Eva en relación al origen de su pasión por el canto.

Sus inicios en la CDMX

A los 19 años de edad, se fue a la Ciudad de México para probar suerte, en la cual tuvo una sola audición asegurada para trabajar en un grupo musical de eventos sociales.

“No conocía a nadie, no tenía a dónde llegar, no tenía trabajo, sólo tenía la audición y el boleto de regreso del autobús. Llegué, empecé a trabajar y no duré más de dos meses en ese grupo porque me empezó a salir trabajo, la verdad es que si fui muy bendecida”. Expresó la cantante.

Comentó que empezó a contactar y a conocer gente muy rápido, lo que le abrió muchas puertas para trabajar posteriormente en restaurantes, bares y con grupos en vivo, al grado que entre los mismos músicos surgieron oportunidades y la fueron recomendando.

“Trabajé con el productor de Camila como asistente de producción, con Armando Manzanero y fui corista de Eugenia León y aparecí en los créditos de asistente de producción para su álbum Ciudadana del Mundo Vol. I Y II e incluso con Samo.” Dio a conocer Eva Marzz respecto a que dejó un poco de lado los bares, teniendo sus inicios en el trabajo de producción y en coros a nivel profesional.

Estuvo trabajando unos 3 años en el piano karaoke bar Interlomas del cantante y fundador del grupo musical Matute, Jorge D’Alessio, ubicado en Huixquilucan, estado de México, hasta que sufrió una enfermedad que atentó con su vida debido a una negligencia médica, de la cual salió bien librada.

“De ahí regresé con Jorge al Piano Interlomas, y a raíz de mi enfermedad se movieron muchas prioridades… ya no quería estar sola en la Ciudad de México, extrañaba a mi familia y cuando estuve enferma, mi familia es la que estuvo conmigo y los extrañaba, quería estar con ellos”. Así lo mencionó Eva, explicando el motivo de peso por el cual tuvo que salirse de trabajar, dejar su departamento y regresar a casa.

Una oportunidad le brilló

A las dos semanas de iniciar su mudanza de vuelta a Irapuato, le llamaron para iniciar la gira en la que empezó a laborar desde hace unos 2 años y en la que se encuentra trabajando actualmente, la del cantante de Regional Mexicano, Remmy Valenzuela.

“Jamás me imaginé pisar escenarios que para mí eran un sueño… El Auditorio Nacional, el Auditorio Telmex, el City Banamex en Monterrey, además de tener el gusto de conocer a mucha gente y muchos artistas”. Comentó Eva acerca de este acercamiento con el nuevo género musical Regional que tampoco se imaginó cantar y que ahora le apasiona, dentro de su colaboración en coros junto a Remmy Valenzuela.

Tragos amargos

“Yo creo que como artista tienes una sensibilidad especial, vives las cosas de una manera muy diferente, mucho más intensa, o estás súper feliz o si algo te pega, estás súper triste o deprimido.” Definió Eva Marzz.

Expuso que algo que a la fecha le cuesta trabajo es el estar lejos de casa, comentó que le encanta Irapuato y es un orgullo para ella pertenecer aquí y el estar sola en distintas ciudades no ha sido fácil para ella, refirió que ha tenido eventos bastante desafortunados y lamentables, pues en algún momento en la Ciudad de México la asaltaron, fue víctima de un secuestro exprés e incluso le mataron a un ex novio en un asalto.

Esas cosas en algún punto le hicieron tambalear, pues se preguntaba qué hacía ahí, y puso en duda su estadía y su sueño, pero su madre le decía: “si todos pudiéramos hacer lo que tú haces, todos cantaríamos, si Dios te dio un don, debes de trabajar  con eso, porque te lo dio para algo, para un propósito.” Argumentó que en esa parte espiritual siempre estuvo bien fortalecida de parte de su madre.

Ella siguió adelante, con todo lo que experimentó, con miedo, con coraje y determinación, pues echarse para atrás no era opción.

El trato de repente hacia los músicos y cantantes en algunas empresas luego no es el idóneo, y más como mujer, mencionó que se expone a muchas cosas, tal es el caso en el cual han querido persuadirla para obtener un trabajo mediante propuestas poco éticas y profesionales permeadas de cierto grado de acoso.

Por esa parte expresó que ha estado bien fortalecida siguiendo lo que una vez su mamá le dijo: “Por la derecha siempre”, rechazando toda invitación de origen ventajoso e inmoral para adquirir alguna oportunidad en el ámbito musical.

Eva en su experiencia, enfatizó que estos tragos amargos le han forjado el carácter, pues de lo contrario, afirmó que no hubiera sobrevivido en la Ciudad de México.

Su proyecto de solista

En el presente año Eva Marzz inició su proyecto como solista, grabando temas inéditos con baladas y una fusión llamada “Popteño”, la cual mezcla la música regional con matices de pop, como el estilo de Julión Álvarez o Remmy Valenzuela.

Su material lo lanzó el 5 de julio con un cover, tema original de Alfredo Olivas llamado “En Definitiva”, que ya se encuentra en plataformas y tiendas digitales de México, Estados Unidos, centro y Sudamérica.

“Mi inspiración para componer definitivamente es el amor en todas sus expresiones, por supuesto eso incluye el desamor y la decepción. Creo que ha gustado, ha tenido una buena respuesta y aceptación”. Comentó Eva Marzz acerca de sus canciones propias e inéditas.

Estudió con Fela Domínguez

Al llegar a México estudió con Fela Domínguez (que recientemente hizo la voz de Nala del Rey León y cantó Whitney Houston en España) con quien tomó clases de canto particulares y posteriormente se instruyó en producción y otros ámbitos dentro del mundo musical.

Un sueño y un camino por recorrer

El sueño de Eva Marzz es el  de estar al frente de los escenarios, hacer música de calidad, ser una artista con mayor reconocimiento y mérito.

“Me veo haciendo discos, haciendo giras mías, visitar otros países, llevarlo más allá… quiero que la gente cante lo que yo he vivido, lo que yo siento, lo que yo tengo para ofrecer”. Expresó la artista.

Mensaje a los artistas en busca de cumplir sus sueños

“Que no les importe lo que la gente les diga, a mí desde la secundaria y la prepa me preguntaban ¿qué quieres ser cuando crezcas? Y yo siempre les decía que me quería dedicar a la música, y eso me costó burlas, incredulidad, puesto que es una profesión que no está tomada muy en serio aquí.

Que si es eso lo que les gusta, que le apuesten, hoy en día nada está garantizado, hay profesionistas que no ejercen su profesión y están ejerciendo un oficio para vivir y ni siquiera viven de una manera digna. Si Dios te dio un don, una aptitud, una facilidad para algo y más si es un arte, apuéstale a eso con mucho coraje, en contra de todo y de quien sea.” Finalizó la artista y cantante Eva Marzz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar