Ser enfermera en tiempos de Coronavirus

Para María “N” una enfermera con más de 10 años de servicio contó que cuando empezó  la pandemia, fue una alarma que atormento a toda la clínica en la que labora en el municipio de Irapuato

Irapuato, Guanajuato.- Para María “N” una enfermera con más de 10 años de servicio contó que cuando empezó  la pandemia, fue una alarma que atormento a toda la clínica en la que labora en el municipio de Irapuato; “nos encontrábamos muy asustados pero a la vez, lo que decía  nuestro presidente en sus discursos  nos hacía ser incrédulos”.

La irapuatense se encontraba en el área dental por lo cual comenzaron a exigir protección ya que en esa área se trabaja directamente con secreciones del paciente, “tardaron 3 días en darnos equipo de protección el cual no era ni el adecuado, ni nos protegía”.

Llego el día que menos se quería que llegara y se presentó el primer caso probable de COVID-19  en la clínica y María narra;  “se sintió el temor y la incertidumbre, ya que no había  protocolo a seguir, y se atendió a la paciente  en el área de urgencias, con el poco equipo de protección que se da, lamentablemente murió la señora, a los 5 días de estar internada pero aún las pruebas no existían físicamente en la clínica para corroborar si era una paciente con coronavirus”.

Pasaron los días y el temor de todos los compañeros de todas las áreas de esta clínica de Irapuato acrecentó.

María ya con mucha incertidumbre exigió con el resto de sus compañeros un protocolo de seguridad para seguirlo cuando se tuviera que atender a un paciente probable o confirmado de COVID-19.

A lo que las autoridades de la clínica respondieron de una buena forma otorgando pláticas, medidas y equipo de seguridad para todos.

Posteriormente enviaron a la enfermera a un consultorio donde se atienden a pacientes que tienen uno o más síntomas de coronavirus; “Ahí me di cuenta que no todos los pacientes que acudían a consulta no eran ni siquiera probables de que tuvieran la enfermedad”.

“Tenemos miedo pero seguiremos trabajando para darles el mejor servicio pues ahorita que aparentemente todo llega a la normalidad para mi va a comenzar el caos, cuando ya se empiecen a integrar a la vida normal se verá la mera pandemia, es muy triste porque a veces por incrédulos, no guardamos las medidas necesarias como sociedad, pero aquí seguiremos al pie del cañón” Concluyó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba