Se suicida niño porque le “castigaron” el celular

suicida niñpo celular

Torreón, Coahuila

Molesto porque su padre le quitó su teléfono celular como castigo por su mal comportamiento, un menor de ocho años de edad se quitó la vida frente a uno de sus hermanos menores colgándose del cuello con un cinto que ató a una litera de cu cuarto.

Voceros de la Procuraduría General de Justicia en el Estado, Delegación Laguna I, informaron que, siendo aproximadamente las 16:20 horas del sábado pasado, personal de Trabajo Social de la clínica 16 del IMSS reportaron el ingreso de un menor de edad sin signos vitales, el cual se había ahorcado en su domicilio.

Personal de la Policía Investigadora y del Ministerio Público se constituyeron en el lugar y se entrevistaron con el padre del menor, quien les informó que su hijo de nombre Ángel Brandon, de 8 años de edad, se había colgado con un cinto de una litera de su recamara.

Según el padre, quien tiene su domicilio en la colonia Los Laureles, al oriente de Torreón, su hijo se encontraba bajo tratamiento psicológico en su escuela debido a su comportamiento violento y grosero.

El sábado, poco antes de las 16:00 horas, lo regañó debido a su mal comportamiento y le quitó su celular como castigo, lo que motivo que Ángel Brandon se molestara y subiera a su recámara donde, delante de su hermano menor, ató el cinto a la litera de la cama y se dejó caer desde la parte alta de la misma.

Mientras ataba el cinto, Ángel le dijo a su hermano que lo haría debido a que su padre le quitó el celular, versión que fue confirmada por el propio hermano.

Alertado por los gritos de su hijo, el padre ingresó a la recamara y descolgó al menor para intentar reanimarlo, sin embargo, al ver que no reaccionaba, decidió trasladarlo de inmediato por sus propios medios a la clínica 16 del IMSS a donde llegó ya sin signos vitales, según indicaron los médicos del hospital.

El personal de la Policía Investigadora y del Ministerio Público se dieron a la tarea de realizar las investigaciones correspondientes, para luego ordenar el traslado del cuerpo del menor a las instalaciones del Servicio Médico Forense de la Procuraduría General de Justicia en el Estado, donde se le realizarían los estudios correspondientes de necropsia para luego ser entregado a sus padres quienes procederán con su inhumación.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button