Quique Sandoval una estrella del futbol fresero

Enrique Sandoval mejor conocido como “Quique”, fue uno de los jugadores más jóvenes en debutar en el club Irapuato a la edad de 16 años.


Enrique Sandoval mejor conocido como “Quique”, fue uno de los jugadores más jóvenes en debutar en el club Irapuato a la edad de 16 años, pero una lesión futbolística apagó su “estrella”.

La carrera futbolística del irapuatense empezó con el afamado equipo denominado “Santo Domingo Sabio”, posteriormente “Coló Coló”, “Huracán”, “Ángeles del Bien”, “Paz Domínguez” y “Rectificadora Razo”, entre otros, dentro de la liga amateur de Irapuato.

“Recuerdo que un amigo de apellido Carpio, me invito a jugar con el equipo Santo Domingo, comencé a ir y me empezó a gustar”

Para “Quique” uno de sus principales objetivos era llegar a jugar en la Ciudad de México en el afamado torneo de “barrios”.
“Tolin un día me prometió: si sigues entrenando te llevare a jugar a México, me lo prometió y me lo cumplió”, dijo

Quique se desenvolvía en el terreno de juego como defensa central, con la escuadra de “Santo Domingo Sabio” y Valverde dirígete del “Irapuatense” insistía en llevar a quique a su equipo sin embargo el destino le tenia preparada una sorpresa al ser llamado por el “Che López” entrenador en aquel tiempo de la “trinca” y lo llamo para formar parte del primer equipo.

“Yo tenia 16 años y un día me dijeron ya no vas a entrenar aquí te busca el Che y me dijo que desde mañana me presentara con el primer equipo”, externo

La carrera del irapuatense se vio truncada debido a una fuerte lesión sobre su columna de la cual nunca quedo en óptimas condiciones.
“desgraciadamente mi lesión me retiro de este deporte que tanto amo, fue provocada por un arquero y desde ese día empezó mi grave problema con la columna”, explico
Fueron 6 meses en los cuales el ex jugador sufrió el estar postrado sobre una cama ante el dolor de no volver pisar una cancha.

“La familia y yo nos la vimos difícil, ya que en esos momentos sabes quienes son tus amigos, algunos nos apoyaban con despensas o de distintas maneras, sin embargo, el mejor apoyo siempre fue mi esposa quien en todo momento estuvo conmigo”, menciono

Quique hoy en día se mantiene de la fabricación de muebles como mucho tiempo lo llevo a cabo su padre.

“Uno aprende a vivir con el dolor, sin embargo, agradezco a dios que pueda seguir caminando ya que mi lesión fue muy fuerte, agradezco a todos mis amigos, rivales y conocidos con los que en algún momento conviví dentro de la cancha”, finalizo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button