Quería su «mono de peluche» y terminó encerrado en la maquinita

Cuando un joven de Florida quería un peluche, se metió dentro de una máquina expendedora de garras en el área de juegos de un restaurante para buscar uno. Y, se quedó atrapado dentro de la estructura revestida de vidrio.

Afortunadamente, el bombero fuera de servicio Jeremy House también estaba cenando en el restaurante Beef O’Brady’s en Titusville, en la costa atlántica de Florida. Gritó pidiendo a alguien que llamara al 911 y sus colegas de una estación de bomberos cercana se unieron a él para rescatar al chico llamado Mason.

«Él entró, pero obviamente no pudo regresar de la misma manera», dijo el jefe del batallón Gregory Sutton a The Associated Press.

Mason se sentó encima de los juguetes de peluche mientras que los bomberos tomaron solo 5 minutos para sacarlo.

Sutton dice que el chico estaba avergonzado, pero que no estaba angustiado. Y la máquina sufrió daños mínimos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba