“Pifas”, un panadero de tradición

En la calle matamoros de la ciudad de Irapuato, hay una panadería que desde hace años realiza un pan tradicional, desde hace más 60 años

Irapuato, Guanajuato.- Hace 66 años, el señor Epifanio González mejor conocido como “Pifas”, comenzó con el legado de esta panadería, que hoy en día pertenece a su hijo Javier González Varela.

Javier es el mayor de 10 hijos, el que busco la manera de aprender a realizar el pan como su papá, el no estudio ninguna profesión, pero todos sus hermanos son profesionistas.

El éxito de la panadería de la calle matamoros ha sido el amor que le ponen al preparar cada pieza de pan, especialmente el bolillo, el cual mantiene un sabor y textura diferente en todo el municipio.

Javier, recuerda que, en la inundación del 73, la panadería perdió muchas cosas, pero también fue un momento de generosidad; “Cuando llegó el agua, mi papá perdió mercancía y muchas cosas se echaron a perder, pero, también recuerdo que regalo muchas cajas de pan para la gente, él sabía nadar muy bien y anduvo regalando pan, hasta salvo a un policía de que la corriente se lo llevara, pues estuvo muy fuerte”, explicó.

Por otro lado, don Javier, comentó que a ninguno de sus hijos les gustó el negocio de la panadería, ya que es un negocio al que se le tiene que dedicar mucho tiempo, es por ello que sus hijos prefirieron tener una profesión.

“Mucha gente me dice; “Don Pifas, no se vaya a morir” y a mí me da risa, me dicen, “Que alguien se quede con la panadería por si usted llega a faltar”, imagínese”, dijo.

El irapuatense pensó que este año sería muy malo por la pandemia, pero para su negocio todo torno diferente, pues a pesar de la contingencia le fue bien.

“A mí me da mucho gusto que reconozcan mi trabajo, que desde otras ciudades vengan a comprarme pan y tengo mucha ilusión que esta panadería nunca se acabe, pues venimos desde abajo” mencionó.

Javier recuerda con mucho orgullo a su padre, pues a los 10 les dio todo para sobrevivir, hasta que termino con el ultimo hijo y a los 3 meses falleció; “Mi papá siempre nos dijo, que lo único que no quería es que anduviéramos rentando y así fue”, dijo.

El legado de Epifanio González, continua con sus hijos, un legado que se construyó a base amor y mucho esfuerzo.

Artículos Relacionados

Un Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba