Obtienen condena de 39 años y 11 meses de prisión para Sergio Arturo “N”

Por los delitos de homicidio en agravio de servidores públicos, posesión de narcótico y robo calificado, en Irapuato

Con base en los las pruebas integrados en la carpeta de investigación, la Fiscalía General del Estado obtuvo que un hombre fuera sentenciado a 39 años con 11 meses de prisión, al ser encontrado culpable de los delitos de homicidio calificado en grado de tentativa en agravio de servidores públicos, posesión simple de narcótico y robo calificado.

Al presentar ante el Juez una carga argumentativa adecuada y justificada, el Ministerio Público amparó los intereses de los ciudadanos, afectados por la conducta delictiva de Sergio Arturo “N”, a quien se le cumplimentaron órdenes de aprehensión por los delitos antes citados.

Por lo que hace a la tentativa de homicidio, los hechos se registraron la madrugada del 12 de noviembre de 2019, en la calle Paraíso y Casuarina de la colonia Barrio de Guadalupe, lugar en donde el sentenciado fue sorprendido intentando abrir los vehículos que se encontraban estacionados en la calle y al observar a los policías, se dio a la fuga, mientras les realizaba detonaciones de arma de fuego.

El hoy sentenciado realizó al menos 15 disparos, mientras era perseguido por los elementos de Seguridad Pública Municipal, logrando impactar en dos ocasiones, a la altura del tórax a un oficial, quien salvó la vida gracias a la protección del chaleco antibalas.

Los policías repelieron el ataque y detuvieron al agresor, y al ser revisado, se le aseguró un arma de fuego tipo ametralladora de fabricación artesanal provista de un cargador metálico.

El detenido traía, además, 3 envoltorios de plástico transparente que en su interior contenía droga, 2 cargadores y 27 cartuchos útiles para arma de fuego, por lo cual fue detenido y puesto a disposición de esta representación social.

Sergio Arturo cuenta con otras carpetas de investigación iniciadas por delitos contra la salud en su modalidad de posesión simple de narcótico, y por el delito de robo calificado en agravio de un estudiante a quien arrebató una mochila con sus pertenencias y dinero en efectivo.

Al acreditar el Ministerio Público la plena responsabilidad de este individuo en la comisión de los delitos antes mencionados en calidad de autor material, fue sentenciado a 18 años por cada uno de los homicidios tentados y delitos contra la salud, más el delito de robo calificado, por lo que en suma recibió una pena privativa de libertad  de 39 años y 11 meses.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba