«No por abrazarte, besarte o saludarte te voy a transmitir la infección»: Alberto, portador de VIH

Alberto Rivera tiene 28 años de edad y fue diagnosticado con VIH desde los 15 años pero actualmente lleva una vida normal y plena porque ha luchado contra la enfermedad

Irapuato, Guanajuato.- “No por abrazarte, besarte o saludarte te voy a transmitir la infección”. A los 15 años de edad, Alberto Rivera fue diagnosticado con VIH, durante 13 años ha luchado contra la enfermedad lo que le ha permitido llevar una vida normal y plena. Alberto Rivera es miembro de la Red Mexicana de Jóvenes y Adolescentes positivos y coordinador del Capítulo Guanajuato.

“Afortunadamente ha sido para mí un proceso fácil, me he venido rodeando de una familia muy maravillosa, me he involucrado en la parte del activismo con esta red nacional”, dijo.

Alberto platicó que “Cuando recibí mi diagnóstico tenía 15 años, en su momento sí fue algo complicado pero fue algo como si ya tuviera la idea por las prácticas que eran muy de riesgo, afortunadamente ya son 13 años, he llevado un proceso no de aceptación sino que he aprendido a vivir con el virus más que aceptarlo, nadie acepta esta parte del VIH por eso es que trabajamos en esto pero afortunadamente mi familia ha sido un pilar muy importante en este proceso”.

Actualmente, Alberto Rivera tiene 28 años de edad y fue diagnosticado con VIH desde los 15 años pero actualmente lleva una vida normal y plena sexualmente y socialmente; se ha atendido y medicado correctamente.

El joven de 28 años de edad contó que al inicio de esta enfermedad sí llegó a pensar en la muerte “porque a mí me tocó conocer el diagnóstico no como VIH sino como SIDA, todavía en esos momentos se estigmatizaba, tu promedio de vida era vivir a lo mucho 30 años, sí llegué a pensar en esa parte, pero le di la vuelta y tomé la parte optimista, estuve internado y muy grave en cama pero es el chip de querer seguir viviendo y una historia de vida te hace levantar”, destacó.

Alberto considera que esta enfermedad le ha dado conocimiento, amigos, saber que tiene una familia genial y otra familia que es la asociación a la que pertenece y en la que acompaña en el proceso a los jóvenes y adolescentes que son diagnosticados con VIH.

Actualmente su estado de salud es “maravilloso” y tiene la atención médica constante cada seis meses en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), lo que le ha permitido tener la supresión del virus indetectable que evita que haya trasmisión del virus.

Invitó a los jóvenes a que se informen sobre el tema, para disminuir el estigma y discriminación, así como el contagio del virus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar