“Los niños están siendo más vulnerados en sus propias familias”: LDLM

Laura de la Mora directora del Centro de Asistencia Social (CAS) denominado “Villa Infantil” de Irapuato señaló que hoy en día los menores son mayormente violentados dentro de su núcleo familiar que en otros entornos o circunstancias

Irapuato, Guanajuato.- El Centro de Asistencia Social, denominado “Villa Infantil”, dirigido por Laura de la Mora, cuenta con 25 niños y adolescentes que están saliendo adelante paso a paso, en un entorno de paz y tranquilidad.

“La violencia física al menor tiene que ser un delito”

De la Mora, señaló que hoy en día los menores son mayormente violentados dentro de su núcleo familiar.

“Tenemos mucho que trabajar en la erradicación del castigo corporal eso tiene que ser un delito ya está obsoleto que quien agreda y violente a un niño debe estar en la cárcel, pero para eso nos falta mucho”, explicó.

Laura mencionó que los cientos de casos que se viven de violencia ejercida en el propio entorno familiar es alarmante.

Las principales causas por lo que los niños llegan a los Centros de Asistencia Social (CAS)

Laura, señaló que las principales causas de que los niños ingresen a la “Villa Infantil”, es por causas de violencia.

“Una de las principales causas es la violencia familiar aunado a la negligencia en su cuidado, tenemos niños cuyas mamás tienen múltiples parejas y no asumen el cuidado de los niños, la semana pasada recibimos a 3 hermanitos procedentes de Moroleon que tienes 5, 7 y 10 años y nunca han sido escolarizado y eso es otro tipo de violencia y es significativa”, señaló.

Además de la violencia ejercida en los menores, la pobreza también se suma a una causa más.

“Otra causa todavía sigue siendo la pobreza y aunque no sea un motivo válido para que un niño ingrese a las organizaciones hay casos donde los abuelos tienen que cuidar de los nietos porque los padres siguen migrando por ingresos y es algo muy difícil para ellos, o que de alguna otra manera la madre sigue teniendo hijos y viven en condiciones muy extremas, como el caso de Carlos que vino en una situación de desnutrición, veo a la mamá que vino en unas condiciones terribles con cuatro hermanitos y me dijo la señora, -‘ya con que uno coma, con que uno se vista y uno vaya a la escuela seria de mucha ayuda’-, terrible la situación”, señaló.

De la Mora, externó que lamenta mucho que no exista a nivel nacional una agenda clara que apoye a los niños, niñas y adolescentes que en estos momentos han quedado huérfanos ya sea por la violencia que se vive en el país o por la misma pandemia, además hizo un reconocimiento porque jamás se había visto la sinergia de gobierno con sociedad civil, que se vive hoy en día en beneficio de los menores y adolescentes.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button