Leyenda del tesoro del Padre Torres: Cuerámaro

El Padre José Antonio Torres fue asesinado a finales de 1818 en una hacienda cerca de Silao, llevándose a la tumba el secreto del citado tesoro

Por Isauro Rionda Arreguín historiador de Guanajuato

Cuerámaro, Guanajuato.- El sacerdote José Antonio torres, originario de Cocupeo (hoy Quiroga, Michoacán) donde nació en el año de 1770, cuando inicia la guerra por la Independencia de México.Él como muchos sacerdotes se unió a esta causa, en el año de 1815, se instaló en el Fuerte del Cerro de los Remedios o de San Gregorio como lo llamaban los realistas, situado en la sierra de Pénjamo, actualmente en el municipio de Cuerámaro, Guanajuato.

En diciembre de 1817, los españoles atrincherados en el Cerro del Bellaco y la profunda Barranca del Tigre, donde tenían colocada artillería de gran calibre, mantenían, sitiados a los Insurgentes, la noche del último día de diciembre de 1817 los realistas iniciaron el ataque final al Fuerte de los Remedios, los atacantes llevaban bandera negra (señal de exterminio), toda la noche duró la batalla y persecución, por la mañana del 1 de enero de 1818, los españoles llegaron al Fuerte, destruyendo y quemando las fortificaciones.

El Padre Torres, logró escapar por el rumbo de Panzacola, con los pocos Insurgentes que lo siguieron, se menciona que llevaban varias mulas y burros cargados con dinero acuñado y con barras de oro y plata, que pretendían sacar del Cerro de los Remedios, pero como la persecución del Mariscal de Campo Pascual Liñan, les pisaba los talones, se cuenta que los arrieros que conducían las mula fueron asesinados por el sacerdote y su asistente y arrojados con su valiosa carga a un barranco, a un pozo cuentan otros y otros más aseguran que el tesoro quedo sepultado en la «Cueva del Padre Torres».

El Padre José Antonio Torres fue asesinado a finales de 1818 en una hacienda cerca de Silao, llevándose a la tumba el secreto del citado tesoro. Durante 200 años, esta leyenda ha sido la causa de que el Cerro de los Remedios y sobre todo la Cueva haya sido dañado y destruido por buscadores de tesoros. En la actualidad la Sierra de Pénjamo, es considerada ÁREA NATURAL PROTEGIDA, por lo cual no se permite excavar, desmontar o extraer material pétreo de dicha zona.

FUENTE: Nacimiento y Desarrollo de un Pueblo CUERÁMARO. Autor: C. José Vicente Canchola Cortés. Pedro Moreno, Francisco Xavier Mina y los fuertes del SOMBRERO y LOS REMEDIOS, en la insurgencia guanajuatense.

Autor: Isauro Rionda Arreguín historiador de Guanajuato.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba