La demolición del “Estadio Azul” ya tiene fecha

El día de ayer, los dueños del Estadio Azul dieron a conocer la fecha para comenzar la demolición de la actual casa del equipo de fútbol, Cruz Azul.

La destrucción del histórico inmueble iniciará el próximo 2 de julio, por lo que “La Máquina” ya no alcanzará a cumplir los 22 años exactos en el recinto, aunque llegará a la final del Clausura 2018.

El calendario de la Liga MX señala que los dos partidos para definir al campeón se llevarán a cabo el 17 y 20 de mayo.

Por lo pronto, al conjunto celeste le quedan sólo seis contiendas por jugar en el Azul: en la fecha 8 ante Puebla, en la 10 se enfrentará al Querétaro, en la 11 contra Pachuca, en la 12 frente a Pumas, en la 14 ante Lobos BUAP, y en la 16 su rival será Morelia.

El recinto de “La Máquina”, que también albergó años atrás al Atlante y diversos espectáculos, fue inaugurado el 6 de octubre de 1946 con un partido de fútbol americano entre Pumas y los “Alguiluchos” del Heroico Colegio Militar.

En el Azul se han disputado partidos oficiales y de corte amistoso como los que trajeron a México las estrellas de la Selección Argentina, Lionel Messi y Diego Armando Maradona, quien participó en el partido de despedida de Carlos Hermosillo el martes 19 de marzo de 2002.

El recinto fue bautizado como Estadio Olímpico de la Ciudad de los Deportes y se había construido para la práctica de fútbol americano.

En 1983 se convirtió en la sede de los “Potros de Hierro” del Atlante y recibió el nombre de Azulgrana; en 1996 pasó a ser la casa de Cruz Azul y el 10 de agosto de ese año fue nombrado Azul.

La primera visita de la NFL a México fue en 1978, cuando en un partido de pretemporada los New Orleans Saints vencieron a las Philadelphia Eagles.

En el invierno de 1977 se jugó la primera liga, Cruz Azul contra León. La afición cementera presenció en total nueve finales entre liga, Copa MX y Liga de Campeones de la Concacaf.

En el recinto, “La Máquina” sólo obtuvo el título de Copa y el de la Concacaf.

Por ahora, se adelantarán las novilladas de la Plaza México para que el cascajo sea evacuado por el túnel que conecta con el Coloso de Insurgentes.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close