Grupos delincuenciales de Guanajuato han buscado auto llamarse “cárteles”

En el año 2019 cuando se acabó el flujo de gasolina, los delincuentes que habían permeado en este giro, tuvieron que migrar a otras actividades delincuenciales

Guanajuato.- (Parte II) En Guanajuato existen dos tipos de grupos delincuenciales que van de lo mu local, local hasta los externos, pero algunos de ellos lo que han buscado es que los llamen cárteles, cuando en la realidad son “células” que han querido destacar como criminales.

Sophia Huett, titular del secretariado Ejecutivo de la Secretaría de Seguridad Pública de Guanajuato, dijo que en el año 2019 cuando se acabó el flujo de gasolina, los delincuentes que habían permeado en este giro de la venta de huachicol, tuvieron que migrar a otras actividades como el robo de vehículos, la extorsión o actividades como el narcomenudeo.

Al igual hizo mención que este tipo de cambio de estructura, generó alianzas o enfrentamientos entre ellos, que quienes los han padecido, son los guanajuatenses “todos lo padecimos, al no haber sido detenidos, se les cortó la gasolina, pero seguían libres, buscaron migrar a otras actividades, sus estructuras criminales buscaban seguir manteniéndose”.

Parte 1: La corrupción sistematizada abonó al robo de gasolina en Guanajuato

La corrupción sistematizada abonó al robo de gasolina en Guanajuato

¿Cuántos grupos hay en Guanajuato?

“Hablaría de dos grupos, grupos locales y grupos externos. En cuanto a los externos, evidentemente son grupos que están buscando tener control en actividades delictivas, hacen alianzas con los grupos locales, en ocasiones muy locales, de narcomenudeo muy local, en otras ocasiones regionales como la zona Laja-Bajío, que insisto entran en confrontación y eso es lo que nos genera la violencia”.

Hay grupos como Los Rojo, El Marro, el Cártel de Sinaloa, el Cártel Jalisco…

“En lo particular prefiero no ponerles nombres a los delincuentes, eso es precisamente, crear esta idea de que son organizaciones con grandes mitos, para mí en general, son delincuentes, llámense como se llamen, de un color, de otro color, de un estado o de otro estado.

En el caso particular de Santa Rosa, el nombre es de una religiosa; Santa Rosa era una mujer cuyo papá fue militar y hoy asociamos el nombre de esa santa, dicho en términos religiosos con una estructura delictiva que nace en territorio que creo que tampoco tiene porque llamarse o identificarse como un grupo delincuencial, de un cártel que no es cártel, porque para ser cártel adquieren ciertas características de manera internacional, pero que para los grupos delictivos es fácil llamarse cártel, en este intento de buscar amedrentar y de generar un liderazgo y ser reconocidos mediáticamente.

Hoy en Santa Rosa de Lima, una comunidad de Villagrán, pues tenemos una población que durante mucho tiempo se le ha estigmatizado en actividades criminales, lo he escuchado en distintas mesas, inclusive que por qué se llegaba el transporte público”, concluyó Sophia Huett, titular del secretariado Ejecutivo de la Secretaría de Seguridad Pública de Guanajuato.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Verifique también
Close
Back to top button