Gravity

gravity

“Huston, tengo un mal presentimiento sobre esta misión”

La Doctora Ryan Stone (Sandra Bullock) y el Comandante Matt Kowalsky  (George Clooney) utilizan la misma frase, definiendo con ella su postura existencial y las consecuencias de su propia voluntad en la aclamada película “Gravity” dirigida por el mexicano Alfonso Cuarón.

Cuando tuve la oportunidad de ver por primera vez los cortos de esta cinta, me prometí a mí misma que no la vería, porque auguraba ser  una cinta mareadora y desesperante, y pues ¿quién paga para sufrir así? finalmente que bueno que no me hice caso porque esta cinta vale verdaderamente la pena.

La historia nos cuenta la experiencia de dos personajes que se encuentran en una misión espacial para  reparar del Telescopio Hubble, es el primer viaje de la Doctora Stone y para el Comandante Kowalsky el último en su carrera, se encuentran tranquilamente trabajando (bueno, la Doctora trabajando por que el Comandante se la pasa hablando) cuando son advertidos de un gran peligro, se encuentran en la trayectoria de un montón de basura espacial, (restos de un satélite ruso) que viaja a velocidades increíbles y que impactará con ellos irremediablemente, la situación se torna peligrosa y trágica. Al quedar solos en el espacio, sin comunicación y con pocos recursos (incluyendo oxigeno) deben ingeniárselas para volver a la tierra, siendo su postura ante la vida,  su mejor arma o su mayor obstáculo.

Mucho se ha hablado sobre el guion de esta producción, por lo que no abundaré tanto en este tema: es una historia muy lineal, muchos de los diálogos caen en la cursilería, pero, también reconozco que se rescatan algunas  situaciones que le dan giros muy buenos a la trama, pero que no logran que deje de ser una historia básica que bien podría utilizarse en el espacio, en el mar, en el centro de la tierra o en cualquier habitación obscura, da  igual.

La magia de “Gravity” radica en la imagen, el espectador vive intensamente cada toma, esta cinta  a través de una lente, nos transportan a la inmensidad del espacio: la Tierra, nuestro planeta azul, puesto en aparador alejado de la posibilidad de sobrevivir, el amanecer, y la inmensidad del silencio son la fórmula que hacen de la experiencia visual un hecho absolutamente trascendental para los sentidos, suma  innegable que seguramente le dará inmortalidad a esta cinta.

El sonido me pareció muy bueno y la fotografía magistral, bien podrían vender la cinta cuadro por cuadro, y dejar al espectador observando por horas una sola imagen, lo que nos muestra la magnificencia en la realización de la película, que para ser apreciada en su totalidad ocupa de forma imperativa ser vista en una pantalla de Cine.

En otros comentarios sobre esta cinta, atacaron con cierta saña la actuación de Sandra Bullock como la Dra. Stone, pero en lo personal me pareció que estuvo a la altura del personaje: soberbia, torpe, inexperta y queriendo depender de la generosidad de los extraños, esta atlética y muy bella actriz me parece que logró que el espectador la odiara más de una vez y se fortaleciera con el desarrollo de su voluntad.

Les recomiendo ampliamente que vean esta cinta y que pongan a trabajar sus sentidos para captar en su memoria cinéfila las imágenes que seguramente se volverán un paradigma en la historia del Cine mundial.

Calificación: Muy Buena

LUPITA LEDESMA
Twitter: @LupitaCuenta

Artículos Relacionados

Un Comentario

  1. Muy bien, después de tu reseña, si que se me antoja verla, pensaba lo mismo, esta peli debe ser un “churro”, pero ahora tendré que darle una oportunidad de verla y disfrutarla, eso espero, si no te pedire que medevuelvas mi entrada, ja… saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button