Exhorta PGJE a denunciar extorsiones telefónicas

NES010203-1

Guanajuato.- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) exhorta a los guanajuatenses a estar alertas y denunciar cualquier tipo de extorsión telefónica y no caer en el engaño o intimidación de presuntos extorsionadores.

Para denunciar existen diversos medios a los que el ciudadano tiene acceso para delatar la extorsión y evitar que se consuma el delito, que se basa en el engaño para obtener dinero fácil a través de depósitos bancarios o en tiendas departamentales.

En el número de emergencia de la PGJE puede marcar al 01-800 DNUNCIA (01 800 368 6242), lo atenderá personal capacitado en el tema, que en primera instancia podrá hacer saber a la víctima si se está ante un hecho real o se trata de una extorsión, además del correo electrónico [email protected], en donde las 24 horas de los 365 días del año, el ciudadano podrá obtener una respuesta inmediata a fin de que no caiga en los engaños del delincuente.

O a través de la app ProcurApp disponible para sistemas Android o con iOS, como un iPhone o iPad, ahí podrán realizar este tipo de denuncias a través de la aplicación, contando con un apartado de “Reportar Extorsión”, enviando un mensaje con la situación delictiva que se vive y de forma inmediata se responderá sobre las medidas preventivas y de acción que se deben tomar.

La Procuraduría de Justicia de Guanajuato ha detectado algunas formas de operar de los extorsionadores, destacando las llamadas a teléfonos fijos y móviles de números desconocidos, que suelen ser violentas, pues el delincuente llama a una persona y al momento de contestar le dice que ya tienen a familiares privados de la libertad, que habrá algún ataque y que es necesario abandone su casa y se trasladarse a un hotel, un centro comercial, una iglesia o un hospital, para que permanezca en ese sitio hasta en tanto se resuelve la situación, incomunicándolo.

Cuando esto sucede, con datos que previamente le ha recabado de su primer víctima, el extorsionador se comunica con otro de los familiares y le dicen que a esta persona, a la que aislaron, es el que está secuestrado y que ya lo tienen ellos, infundiendo temor al dar datos precisos, que fueron advertidos por el mismo ofendido, provocando en las víctimas la sensación de que se trata de un secuestro.

Es en este punto cuando el extorsionador exige fuertes sumas de dinero, que por lo regular deberán ser depositados en tiendas departamentales o bancos, dándose cuenta al final que no hubo secuestro y que la primer víctima estuvo solo en todo momento, sin tener contacto real con los supuestos secuestradores. Por lo que antes de que esto suceda, es necesario colgar al delincuente, tratar de ubicar al familiar, supuestamente secuestrado, y dar aviso a las autoridades.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verifique también
Close
Back to top button