“Es difícil que te salga algo jugoso si no le tiras a lo grande”

Alex Lira, un talentoso y grande de la guitarra, cuenta la historia de cómo en la música descubrió su pasión

Irapuato, Guanajuato

Alejandro Ramírez Lira de 37 años, hijo de comerciantes, conocido en el medio musical como “Alex Lira” es un talento irapuatense cuyas influencias musicales comenzaron desde que era niño y relató su transición hacia el mundo de la guitarra.

Lira comentó que empezó con la guitarra porque tenía un par de vecinos de su colonia que tocaban y cuando pasaba fuera de su casa, le llamaba la atención la música que interpretaban.

“Yo iba como en quinto año de primaria y para ese entonces ya había empezado a escuchar a Guns n’ Roses, Nirvana, Caifanes… ya me interesaba, pero cuando escuché a estos vecinos dije ¡suena bien chido! Y como les hablaba muy bien, uno de ellos me hizo favor de prestarme su guitarra.” Mencionó Alex.

Instrucción musical desde pequeño

Comenzó a aprender de forma autodidacta, compraba libros y revistas, practicaba en casa y poco a poco fue descubriendo los acordes, sus nombres, y por medio de su oído buscaba aprenderse los “solos” de las canciones.

“Me acuerdo cuando me salió por primera vez un armónico de repente en la guitarra, me sorprendí mucho, me emocioné y dije ¿qué hice? ¿Pues… quién sabe? Y para repetirlo, me la pasaba el día entero queriéndolo reproducir y no salía.” Dio a conocer Alex.

Unos años después, comenzó a tomar clases con el maestro Mauricio Barami, el cual afirmó en son de broma que lo indujo a cosas malas, a la “música del diablo”. Tiempo después compartirían escenarios juntos y a la fecha son excelentes camaradas.

Y en ese momento Lira escuchó grabaciones de las grandes bandas a las que pertenece Mauricio, lo cual fue como una epifanía, ya que eso hizo que quisiera permanecer y descubrir aún más este arte, así como su pasión por el mismo.

Siempre ha sido metalero en estilo y gusto musical, sin embargo ha tenido gustos variados, por medio de Mauricio conoció a una de sus bandas preferidas de metal progresivo “Dream Teather”.

Entre sus principales influencias y motivadores, comentó que son los denominados “G3”: Joe Satriani, Steve Vai, Eric Johnson, los ídolos icónicos de la guitarra y hablando de bandas, lo primero que comenzó a conocer fue a Metallica, después se siguió con Iron Maiden y grupos de línea similar, Angra, Stratovarius, Helloween por mencionar algunos.

“Hace años tenía más tiempo para aprender, era más metódico y últimamente más que nada ha sido como el ver qué me gusta”. Afirmó Alex Lira en relación a los estilos que actualmente toca, ha descubierto y experimentado.

Trayectoria musical en la escena local y su desempeño en escenarios alternando con bandas famosas

Estuvo en varios grupos de la escena local, inició tocando en una banda llamada “Loción de Estrella” para un evento de “guerra de bandas” en un conocido antro de la ciudad de ese tiempo a finales de los 90’s tocando covers.

En “Encrucijada” en el cual tocaba covers de rock en español y rock clásico en inglés, a lado de su maestro y ya compañero de banda Barami, y se presentaron desde el año 2000 a lo largo de unos 8 años aproximadamente en bares y antros de la ciudad.

De ahí, también perteneció a la banda “Todos los Santos” que tocaban temporadas también en lugares por el estilo de la ciudad e incluso de Salamanca, además de eventos privados.

Realizó colaboraciones con bandas de música original como “Luna de Cáncer” con los cuales grabó un EP, con “Angerland” con ideas de tintes de rock progresivo y heavy metal junto a Mauricio Barami la cual sigue pendiente una próxima reunión.

En una ocasión, tuvo la experiencia de compartir escenario con la reconocida banda de rock mexicano “Coda”.

Formación profesional en Conservatorios

Primero inició tocando de oído, lo cual Alex afirmó que se siente agradecido por ello consigo mismo, ya que es muy importante a la hora de interpretar.

Conoció la terminología de la guitarra, para luego dar paso a estar en el Conservatorio de las Rosas en la cual se aventuró a salirse de la preparatoria para irse ahí, donde estuvo casi un año, pero se salió, ya que no era lo que esperaba, no era lo que quería.

El maestro de guitarra que le tocó en su momento, le dijo que él ya sabía varias cosas, que mejor checara si quería tocar la guitarra eléctrica, ya que le mencionó que si seguía en el Conservatorio, iba a salir de músico concertista de música clásica.

Luego estuvo de vuelta en la preparatoria, pero recapacitó y dijo que tal vez no estaba tan mal, no iba a ser músico concertista, sin embargo le llamó la atención la idea de estudiar música clásica y su ejecución en la guitarra, por lo que se fue al conservatorio de Celaya.

En esta etapa, le llamaron la atención otras cuestiones de la música, como el contrapunto y ensambles corales, los cuales son aplicables a muchas otras cosas, comentó.

Duró algunos años en Celaya y finalmente por cuestiones ajenas a él, se tuvo que salir, aunque se sentía muy a gusto con el nivel académico en gran parte del tiempo.

¿Y qué pasa ahora con las nuevas generaciones de músicos de covers y los músicos que quieren componer?

“Dos cosas: La música es algo que te sirve de terapia aunque no lo hagas de manera profesional y si es que desean hacer algo en serio, les recomendaría que fueran de una vez a una buena escuela, que hagan carrera, que se empiecen a rozar con gente importante de la farándula, que le tiren a lo grande, pues es difícil que te salga algo jugoso si no le tiras a lo grande.”

Actualmente y desde el año pasado se ha dedicado a hacer videos con música propia de manera instrumental, por otro lado comentó que está abierto a más propuestas, y está trabajando con una banda con la intención de grabar video y música original.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar