Entre 15 y 20% de trabajadores en México, víctimas de acoso laboral: UNAM

Entre 15 y 20 por ciento de los trabajadores mexicanos ha vivido acoso laboral, y por lo menos 60 por ciento ha sido testigo del mismo, afirmó Jesús Felipe Uribe Prado, académico de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Según estudios hechos por esa facultad, es fácil que las personas se identifiquen como víctimas y muy difícil que se reconozcan como victimarios; por esa razón, organizaciones mexicanas se niegan a abordar el tema e incluso lo niegan, cuando “en realidad sí existe y se presenta en todos los niveles, tanto en instituciones gubernamentales como en empresas privadas”.

El investigador que el acoso laboral se refleja en el aislamiento del trabajador, comportamientos negativos hacia un empleado como levantarle falsos, hablarle con injurias o groserías, desprestigiarlo, ser deshonestos con él, acosarlo sexualmente y cometer violencia verbal, simbólica o física, refirió el psicólogo organizacional.

“Uno de los indicadores de que se vive acoso tiene que ver con la salud, porque una víctima tiene dolores de cabeza, trastornos del sueño, problemas gastrointestinales, cardiovasculares, musculoesqueléticos, depresión, trastornos de ansiedad y migrañas”, alertó el especialista.

El especialista mencionó que sobre el perfil psicológico del acosador hay teorías que aseguran que la personalidad juega un papel importante: “Hay personas que por naturaleza son acosadoras y otras que son víctimas. El victimario por lo regular tiene baja autoestima y por eso siempre violenta como una forma de defensa, o por el contrario, es narcisista y se considera con el derecho de pasar por encima de cualquiera para lograr sus objetivos”.

Aclaró que el acoso laboral ocurre por igual entre hombres y mujeres, sin embargo, en ellas es más común el de tipo sexual, y en los varones es más usual la violencia física, dijo el experto en psicología de la salud ocupacional.

Advirtió que este fenómeno es un tema que no sólo debe ser definido y diagnosticado por los psicólogos sociales, sino que participen los abogados y políticos, porque estas conductas impactan en la salud de los trabajadores y de las empresas en términos de productividad.

Para prevenir, primero se debe legislar al respecto y ésa es tarea del Estado; además, sindicatos, patrones y trabajadores deben tener reglas para sancionar a quienes cometan acoso. Asimismo, a nivel social debe haber redes de apoyo y mayor apertura para hablar y denunciar este problema, concluyó.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close