“Descubrir quién soy… Fácil, no fue”: Carlos Eduardo Jaramillo

El afamado y querido estilista de Manuel Doblado, nos contó un poco de su vida, en este “mes del orgullo”

Manuel Doblado, Guanajuato.- Carlos Eduardo Jaramillo Rosales de 28 años de edad originario del municipio de Manuel Doblado y un querido y afamado estilista nos contó un poco de su vida, en este “mes del orgullo”.

“Descubrir quién soy… Fácil, no fue, la tenía muy complicada porque no sabía qué onda conmigo, no sabía lo que era y si estaba bien o no, desde que era niño nunca me gustaron las mujeres y yo me sentía extraño porque yo veía el modelo de mamá y papá y la atracción a las mujeres no la tuve ni un poco, al contrario, con los niños los veía y decía que bonitos ojos, su cara y me hacían sentir cosas muy bonitas”, relató.

Para Carlos, lo más difícil empezó cuando fue creciendo y adaptándose a la sociedad, “en la escuela me decían, marica luego joto y después te empezaban a pisotear y lo primero que me preguntaba era, ¿Por qué?, si no les hago nada malo”, señaló.

¿Qué hace un niño de 6 años defendiéndose en la vida dentro de su propia familia?

Carlos, tuvo una infancia sumamente difícil, derivado a la “homofobia” y “machismo” de su padre, que en un cierto punto llegó a tornarse violento.

A la edad de 6 años, el dobladense fue separado de su hermano Cristóbal, situación que le dolió infinitamente, “mi papá nos separó a nosotros porque decía que, si nos dábamos un beso en el cachete o nos abrazábamos íbamos a ser maricones y por mucho tiempo vivimos separados y es un tiempo perdido que nunca jamás lo voy a recuperar el me dejo solo, mi papá hizo eso y más cosas que un ser humano no le puede hacer a su hijo”, relató entre lágrimas.

Por mucho tiempo Carlos “batalló” por su orientación y la persona que él siempre espero que lo apoyara, le dio la espalda, criticando y atacando hasta violentarlo.

“El árbol genealógico, también se poda”

El padre de Carlos, se llevó a sus hijos a la edad de 5 años, tuvo otra familia y los separo, fueron años dolorosos los que estuvo el con su padre.

“Mi papá me metió a una escuela militarizada para que mi hiciera hombre y cuando yo lo viví fue algo horrible, en ese lugar por ser homosexual, te quieren pisotear y yo solo tenía 5 años”, dijo.

A Carlos su papá le ponía ladrillos en las manos, lo amarraba de los pies y lo colgaba en el techo esperando que la sangre se le fuera a la cabeza, le ponía las manos atrás y lo hacía agacharse con la cabeza en el piso, donde había piedras, lo ponía a cargar rines y lo mandaba a dormir con llagas en los pies porque le pegaba con lo que el encontraba.

“Eso no es humano, yo tenía 6 años y todo lo que me hacía, me decía que era porque tenía que ser hombre y que él me iba a hacer, pase 6 años en los que lo único que hacia cada que llegaba era decirme – ‘me da asco verte, que diría tu abuelo si estuviera vivo ahora’- mi propio padre me pisoteaba, me humillaba y yo solamente era un niño y tuve que pasar por todo esto”, relató entre lágrimas.

Carlos, señaló que años después enfrentó a su padre y hoy en día ya lo perdonó, pero no mantienen ninguna relación con él.

“Es muy difícil verte lo destruido que estas y ver cuantos pedazos tienes que recoger para volverte a juntar, yo quede muy dañado y la única persona que estuvo fue mi madre como ella pudo y Cristóbal, mi hermano se convirtió en el padre que siempre me hizo falta, jamás me dejo, siempre estuvo ahí”, dijo.

Es importante señalar que los padres de Carlos están separados desde que él era muy pequeño, él se tuvo que ir con su padre, pero cuando regresó a los brazos de su querida mamá sintió una paz muy grande, volvió a sentirse protegido, después de todo lo que vivió.

“A mi madre le debo todo, mi vida, mi ser, lo que soy y todo lo que he logrado es gracias a ella, siempre me amo y me apoyó incondicionalmente”, explicó.

La madre de Carlos fue su rescate al “infierno” que llegó a vivir por años a lado de su padre.

“Mi mamá si me dijo, que me tenía que preparar porque mi vida iba a ser muy difícil, iba a llorar mucho y que iba a ver mucha gente en contra mía pero que nunca me dejara de nadie ni que agachara la cabeza”, explicó Carlos.

Los juicios de la sociedad

Cuando cumplió 12 años, por el impulso de la sociedad y familia tuvo dos novias a las cuales no les podía ni agarrar la mano porque no sentía ningún tipo de atracción.

“Cuando tuve novia lo hice por saber si realmente no me gustaban las mujeres, porque las sociedades te presionan tanto, porque para ellos lo bueno es mujer con hombre y lo malo es hombre con hombre, entonces te llegan a convencer de lo que no eres y pruebas”, dijo.

El nunca sintió nada por las chicas con las que compartió una relación, solo un gran cariño y amistad, posteriormente a la edad de 14 años Carlos conoció a una persona dos años mayor que él y le dijo, “-yo también soy como tú, a mí también me gustan los hombres-”, se conocieron y salieron convirtiéndose en su primer novio después de toda la guerra mental que llevó por años.

Al paso de los años, Carlos sufrió discriminación por mucho tiempo a través de conocidos, sociedad y hasta de la misma familia.

“En una ocasión en una de las calles principales de Doblado, me aventaron una botella la cual me lastimo y me dio mucho coraje además de vergüenza, me aventaban habladas o me insultaban en sus carros cuando yo solo iba caminando siendo yo, sin enfrentarme y sin bajarse, unas ruedas les daban el valor para decirme cosas”; dijo.

Un nuevo comienzo

Al momento de que Carlos cumplió 16 años se independizo y consiguió trabajo en una fábrica donde conoció a una “amiguita” que quiere mucho de nombre “América Valdivia”.

“Cuando conocí a América me sentí fantástico, en ese momento descubrí que no estaba solo que éramos muchos y me adentró a este mundo y me dije esto no es malo, esto es malo para quien piense que es así, ella me abrió la mente y me dijo -eres así, no vas a cambiar y punto- ”, relató.

Para Carlos ella es una parte muy importante de su vida quien le apoyo a descubrir quién es y salir completamente del “hoyo”, donde estaba metido.

Hoy en día Carlos es un afamado “maestro” de la belleza, el cual desde hace 8 años inicio con su salón, el cual le ha dado miles de satisfacciones.

Así mismo es un gran representante de la comunidad LGBTTTQIA+ como “Míster Gay 2022” en Manuel Doblado.

“Llevo mucho tiempo queriendo hacer un movimiento donde se trabaje y en esta época decimos ‘ya basta’, yo no quiero la corona para solo ir a posar y poner mi cara, yo quiero hacer algo, que realmente se nos tome enserio y chingarle por la libertad de nuestra comunidad”, finalizó.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Verifique también
Close
Back to top button