“Chío” Cervantes ¡Se salvó de la huesuda! (Calaverita literaria)

Fue mucho el rogar de la alcaldesa, para que la huesuda no se la llevara tras la sorpresa

Al ritmo de salsa “Chío” Cervantes bailaba

Mientras la huesuda al panteón la llevaba

Sin que a la alcaldesa por la mente le pasara

La muerte para ella su fin tramaba.

 

¡Ay no calaquita, no me lleves al panteón!

Mejor vamos a echarnos unos tragos de licor

Nada de eso mi querida alcaldesa, la hora te ha llegado

Mejor despídete del pueblo pues apenas tus funciones comienzan.

 

Espera huesudita no te pongas así

Mejor vente a mi casa y vamos a dormir

Me agarras cansada, te aceptaré la invitación

Date de santos que mi cansancio fue tu salvación.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button