Camioneta blindada de Cuerámaro “capricho” de alcaldesa

La unidad costo casi 1 millón y medio de pesos, situación que fue un “gasto innecesario”, según los regidores Christopher y Gabriela

Cuerámaro, Guanajuato.- La camioneta blindada que usa la alcaldesa del PAN, Ana Bueno Macías, costó casi un millón y medio de pesos y según los regidores Gabriela Botello Gamiño y Christopher Negrete Castañeda, pudiera considerarse como un “capricho”.

La compra de una Toyota Hilux color gris, blindada, ha sido un tema que para 2 de los regidores del ayuntamiento de Cuerámaro, reflejó un “gasto innecesario” que solo beneficia a una sola persona, que en este caso es a la alcaldesa del Partido Acción Nacional Ana Bueno.

El precio de esta unidad fue de un 1 millón 436 mil 500 pesos, la cual fue señalada como un vehículo destinado para el traslado de la alcaldesa, Ana Bueno para proteger su integridad, aunque se desconoce cuál es grado de inseguridad que vive o si ha recibido amenazas que, de ser así, deberían estar denunciadas antes la Fiscalía General del Estado.

Cabe destacar que, en diciembre del año 2019, el Comité de Adquisiciones del municipio de Cuerámaro aprobó la compra de la unidad ya que previamente el ayuntamiento había aprobado dicha compra.

¿Quiénes lo aprobaron?

Los regidores Alejandra Jasso Pérez, Alan López Martínez, Filiberto Procel Hernández y Susana Rivera Cortes (PAN), dieron el sí a dicha compra, sumando los votos de la alcaldesa Ana Bueno y el síndico César Linares Pacheco quedando en contra los regidores Gabriela Botello Gamiño, Christopher Negrete Castañeda (PRI), Alejandro Rosales y Ana Laura Mendoza (Movimiento Ciudadano).

La doctora Gabriela Botello Gamiño y el licenciado Christopher Negrete Castañeda, regidores

La doctora Gabriela Botello Gamiño y el licenciado Christopher Negrete Castañeda ambos regidores de Cuerámaro mencionaron que ellos nunca estuvieron de acuerdo con la compra millonaria de dicha camioneta, explicando que la única justificación que hubo para obtener la unidad blindada fue que la misma fue aprobada en una comisión de ayuntamiento por los 4 regidores panistas, la alcaldesa y el síndico.

“Nosotros votamos en contra debido a que vimos la compra de la unidad como un gasto innecesario el cual solo beneficia a una sola persona”, explico Christopher.

Por otro lado, la doctora Gabriela también expresó su sentir; “Considero que ese dinero pudo haber sido destinado a otros ámbitos como salud, infraestructura y empleos, por lo que concuerdo con mi compañero, fue un gasto que no debía hacerse”, dijo.

Ambos regidores comentaron que lamentablemente como eran minoría, son pocas las veces que son tomados en cuenta.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button