Calaverita a: Armando Solís Pantoja, alcalde de Huanímaro

La calaca tilica y flaca vino a pasear por Guanajuato y a los alcaldes visitó, teniendo la encomienda, de cargarse al peorcito de la región

Huanímaro, Guanajuato

La huesuda la “plaza huani” visitó,
al enterarse que Huanímaro creció,
un paseo por el jardín principal se dio,
encontrándose al presidente Armando quien un raspado le invitó.

Juntos de su mandato platicaron,
cuando la calaca le preguntó ¿Por qué el templo de San Juan Bautista una vez se derrumbó?
Armando blanco se quedó,
cuando la calaca esa pregunta le realizó
“no te preocupes”, le dijo,
ya Don Pachito me lo contó,

Así que por tu buena administración y las obras que a Huanímaro beneficio,
esta vez te concedo el perdón, por tu buen corazón,
pero la próxima, te vas conmigo al panteón.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba