Bordo de Caballos, comunidad “abandonada” de Pénjamo

Sierra de Pénjamo, Foto: Esaú González
Sierra de Pénjamo, Foto: Esaú González

Pénjamo, Guanajuato

Adentrándose en la Sierra de Pénjamo, hay un poblado sin ninguno de los servicios básicos y tampoco cuenta con medios de trasporte público; no tiene escuelas y el centro de salud más próximo está a veinte kilómetros, este sitio es conocido como “Bordo de Caballos”.

En Bordo de Caballos, ya sólo quedan dos familias con seis integrantes cada una, que a diario luchan por tener que racionar la comida y el agua que tienen que traer a una hora de camino en burro o caballo, pues el manantial del que beben se encuentra en los cerros.

Martín Canchola Delgado padre de cuatro niñas y de oficio vaquero, afirmó que a diario tiene que levantarse a las cuatro de la mañana para poder llevarlas a la escuela, porque de lo contrario jamás llegarían a tiempo.

El vaquero externo que mientras haya trabajo cuidando vacas con un hacendado de La Piedad Michoacán, no va irse a vivir a otro lado, pues cuando menos cuenta con una casa y su familia tiene maíz y fríjol para comer todo el año.

“Aquí no hay nada, necesitamos bajar en un carro, caminando o en el burro, aquí trabajo de vaquero, ya nada más vivimos dos familias, tengo cuatro hijas, ya están grandecillas 12 o 13 años, aquí no hay ni luz, tenemos que ir a donde sale el agua nacida”, puntualizó.

Una cosa peculiar que existe en esta comunidad es que la gente por lo general tiene entre sus facciones ojos de color y la piel es blanca, y cada casa está a medio kilómetro de trayecto, donde las personas que no tienen familia en EU, tienen casas construidas con adobe y tejas.

Mientras que en las viviendas de indocumentados son de cemento, ladrillos y sólo en algunas hay plantas solares de energía eléctrica con las que cargan sus baterías a fin de tener “luz”.

La diferencia de estratos sociales, no sólo se viven por la lejanía, falta de trabajo, servicios públicos de salud, sino porque al menos de lo que se puede percibir es que algunos ni siquiera conocen la cabecera municipal en Pénjamo, es decir “están alejados de la civilización”.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba