Atletas de Peso

Atletas de Peso
Foto: Esaú Gónzalez

Manuel Doblado, Gto.- Las proezas que han realizado tanto Uriel Ramírez como Luis Manuel García han sido tan grandiosas que pocas personas hubieran pensado que el nacer con capacidades diferentes les iba a dar el respeto de adversarios y amigos al ser un par de “campeones de peso”. Los atletas, son considerados dentro de los mejores en México como levantadores de pesas, sin embargo antes de llegar a la cima del deporte, su vida fue complicada.

Luis no caminaba

Luis Manuel García Meléndez tiene 30 años de edad, pero su vida apenas comenzó hace poco menos de 15 años por que antes de esa fecha estaba sentado un una silla o recostado en el colchón de una cama por que no podía caminar y veía muy poco. El joven pertenece a una familia conformada por siete hermanos más, un padre y una madre que se dedican a curtir pieles para la elaboración de zapatos. Luis desde pequeño tuvo un problema tan grave que los médicos le habían dado pocas posibilidades de vivir, incluso el pronóstico era que se la iba a pasar inmóvil, pero a los 16 años tuvo en su mente que tenía que hacer algo por su vida. Empezó a medio caminar por que al salir a la calle no podía mantenerse en pie y frecuentemente se caía, a pesar de ello lo seguía intentando. Un día entró a un gimnasio a realizar ejercicio por que al menos se quería sentir útil y de ahí partieron sus hazañas físicas. Primero empezó con una rutina para fortalecer su frágil cuerpo con ayuda de los entrenadores Agustín y Mauricio Gómez Ramírez, quienes estaban asombrados por la gran dedicación que tenía el muchacho de aquel entonces, por que aunque caminaba era un reto ser “alguien”. “No podía caminar, empecé a caminar a los 16 años, mis problemas son las piernas; estaba muy deprimido, decía quiero ir al gimnasio; mi sueño es ser alguien en la vida, me gustaría echarle ganas a todo a seguir adelante con mis sueños; yo quería caminar como los demás, jugar fútbol, mi sueño es conocer al equipo americanista” dijo el atleta.

Uriel el bailarín

El otro caso es el de Uriel Ramírez Ferrer, un muchacho inquieto que desde que nació sus padres sabían que iba a tener síndrome de Down y que la mayor parte de su vida tendría que tener una persona a su lado para que lo cuidara, pero su historia no ha sido así. El dobladense al igual que Luis comenzó a ir al gimnasio por que ahí lo tomaban en cuenta y podía su fuerza a través aparatos que reforzaban su temperamento y necesidades de cambiar su entorno familiar. Uriel es un joven muy alegre que le encanta bailar, cantar y tocar instrumentos musicales por que desde pequeño formaba parte del grupo musical, “Azi” en el que tocaba un güiro. Otra de sus facetas es el vestirse con ropa vaquera, por que siente que vive en un sueño en el que el campo le da la posibilidad de respirar e imaginar su vida como la de los demás.

Mal trago: falleció uno de sus amigos.

Agustín Gómez, apuntó que no todo ha sido “miel sobre hojuelas” por el contrario han tenido tantos tragos amargos que pudieran llevar un tinaco. Uno de ellos es la falta de apoyo a los deportistas por que los gobiernos creen que se trata de juegos o de situaciones en la que este tipo de atletas aunque destaquen son poco importantes en los logros que realizan. Sin embargo los lados malos se compensan con sonrisas, aplausos, gritos, porras, lágrimas, abrazos y en otras ocasiones por situaciones tan delicadas que en lugar de hacer trastabillar a una persona evocan su ímpetu para llegar a triunfar. El entrenador de los deportistas, mencionó que uno de estos actos los tuvo en el último campamento nacional efectuado en Hermosillo Sonora, por que en esa ocasión ni Uriel o Luis querían hablar, estaban tan serios que su cara mostraba un lado que no había apreciado. “Una experiencia que ellos me dieron, les dije vamos hacer todo por sus familias, amigos y no hablaban ninguno de los dos; Luis dijo estas olimpiadas se las vamos a dedicar a Toño, es un atleta especial que falleció hace año y medio; era atleta de lanzamiento de bala, el falleció, salió Luis y dijeron que lo iban hacer por él; al final ganaron cuatro medallas cada uno” dijo Agustín.

Entrenan con ganas.

El capacitador y su hermano Mauricio, comentaron que tan fuerte ha sido la preparación de los atletas que muchas personas dudaban de sus grandes capacidades. Una vez dijo Mauricio que llegaron varios elementos de la policía ministerial al gimnasio a levantar pesas y retar a Luis y Uriel; ahí intentaron levantar cierto peso, pero no pudieron y por el contrario los deportistas lo hicieron al doble. Con ellos el amor por vivir, las ganas de querer mejorar sus vidas y el hecho de destacar en el deporte, ha hecho que estos atletas, tengan capacidades tan grandes que pareciera que no son de capacidades diferentes.

Agustín entrenador

“Tiene que tener el doble o triple de cuidado con ellos, tiene que tener mucho cuidado con ellos, al principio los miraba, sin pensar se fue dando y ahora nos vemos como parte de una misma familia, ojala otros personas como ellos o sus familiares no los vean como personas diferentes, sino como unos verdaderos atletas”

  • Luis y Uriel participan en tres categorías distintas: peso muerto, sentadilla y de banca y en los tres compiten y han obtenido los primeros lugares en su rama que se divide a su vez en pesos.
  • En la olimpiada nacional para persona con capacidades diferentes Luis y Uriel obuvieron cuatro medallas cada uno. 6 de segundo lugar, una de tercer lugar y una con el primer lugar.
  • En la olimpiada nacional de Mérida Yucatán, Luis obtuvo cuatro primeros lugares y fue destacado dentro de los cinco mejores deportistas de México en su categoría de un total de mil participantes.

¿Quién es Luis García?

Tiene 30 años, es un joven de estatura media, usa lentes, es delgado, aficionado al equipo de fútbol América al que sueña estar junto a los jugadores. Es el cuarto de ocho hermanos y dentro de experiencia deportiva esta rankeado en los primeros diez lugares a nivel nacional en levantamiento de pesas en la categoría de los 70 kilos. En la competencia de olimpiadas especiales celebrada en Yucatán, fue reconocido como uno de los cinco mejores atletas al conseguir cuatro medallas de plata. A los 16 años comenzó a caminar.

¿Quién es Uriel Ramírez?

Es un joven de 30 años que tiene síndrome de Down. Es el cuarto hijo de seis hermanos. Uno de sus gustos más grandes es bailar, tocar la guitarra y el güiro. Dentro de sus logros deportivos tiene cuatro medallas dentro de la categoría de 100 kilos. Uno de sus recuerdos tristes, al igual que Luis es el fallecimiento de Antonio León, un atleta especial con especialidad en lanzamiento de bala que perdió la vida por una complicación física.

 

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba