¡Anímate!! No es tarde

Lic. Cecilia Vázquez García

Irapuato, Guanajuato.- La educación en México desde hace muchos años se daba principalmente desde los hogares, en la época prehispánica en donde los padres aprendían cosas muy básicas que después trasmitían a sus hijos, después existieron escuelas en donde solo asistían los hombres de la nobleza y muy pocas mujeres, estas solo con la autorización de los padres, las materias desde luego no eran las mismas para hombre que para las mujeres.

Con la evangelización observaron que la enseñanza con alto sentido religioso y moral, no era suficiente, se necesitaban también personas ordenadas y capaces y fue entonces cuando iniciaron las escuelas, para aprender a leer, escribir y adquirir algunos otros conocimientos, posteriormente se instituyen para reorganiza la enseñanza con algunas  disposiciones en las instituciones  pedagógica y leyes orgánicas.

Vienen algunas Leyes de Reforma y finalmente se establece bajo los términos en la constitución política mexicana, poco a poco fueron avanzando las Instituciones educativas, hasta tener los diferentes niveles como hoy los conocemos, educación preescolar, primaria, secundaria, bachillerato, licenciatura, maestría, y doctorados, con algunas otras características en donde ya podían estudiar las carreras de leyes, medicina, ingeniería, filosofía o teología a nivel de estudios mayores.

El mundo camina a gran velocidad en ciencia, en tecnología e investigación, la educación y el desarrollo son tan fuerte hoy en día, que solo nos queda a la medida de nuestros alcances estar lo mejor preparado, para tomar buenas decisiones que trascienden en el ámbito político, social y familiar, no debemos permitir que otras personas influyan en nosotros, tenemos que formar nuestro propio criterio para ejercer el cambio que necesita México.

Aunque hay algunos estados como Zacatecas, Guanajuato y Yucatán, entre otros, que han tenido mayor progreso educativo, están los estados de Michoacán, Oaxaca y Guerrero por mencionar algunos que manifiestan fallas muy graves.

Lamentablemente la educación en México laica y gratuita por diferentes razones no avala un buen aprendizaje, el gobierno no garantiza una educación de calidad ni promueve oportunidades para el  aprendizaje como está establecido en el Artículo 3ro de la Constitución que rige a los mexicanos.

Pareciera que el gobierno nos quiere mantener ignorantes, porque los que han estado y están al frente de las Instituciones Educativas no sufren las consecuencias de sus decisiones, la mayoría tienen a sus hijos en escuelas privada y muchos estudian en el extranjero.

Sin embargo, la educación privada o gratuita no garantiza que sea mejor o peor, sencillamente tienen prioridades didácticas diferentes; el deseo, tenacidad y la actitud de los alumnos hacen la diferencia en las Instituciones, por ello debemos trabajar por que todos podamos tener educación de calidad sin importar si se puede o no pagar, México, no puede ni debe seguir rezagándose.

Hoy contamos con herramientas que nos permiten investigar y aprender, están al alcance de nuestras manos, ya no tenemos que ir a buscar algunos libros a las enormes bibliotecas,  conseguir apuntes con algunas personas o maestros, todo está en el internet, verificando desde luego su autenticidad, esto tiene sus retos y desafíos al igual que la educación presencial, pero si utilizamos la tecnología con inteligencia , advertimos que es un gran complemento de la vida misma, hay que aprender a dominarla y aceptarla para adaptarnos a los cambios constantes y  necesarios para impulsar el aprendizaje con mucha disciplina y ritmo.

Uff y ya ni hablar del duro revés que sufrió la educación a nivel mundial por la pandemia del COVID-19, México enfrentará graves consecuencias, porque no contamos con la conectividad, herramientas ni la infraestructura, así como el desconocimiento digital de algunos profesores y alumnos.

Aunado a la tremenda crisis Económica, en donde muchas familias ya no podrán pagar educación privada y tendrán que hacer solicitud en las públicas las cuales están en su gran mayoría saturadas, sin duda un gran problema que harán visibles las deficiencias en el sistema educativo. Un gran reto nos espera para seguir preparándonos.

Sin embargo, a pesar del escenario tan complicado que visualizamos, siempre valdrá la pena luchar por nuestro objetivo, estudiar y prepararnos, nos deja una gran satisfacción, tan nuestra, que nadie puede arrebatarnos, no es fácil, pero no hay otra manera de poder salir adelante en todos los aspectos, solo con una sociedad responsable, más consiente, civilizada e informada seremos capaces de transformar a nuestro país y algo muy importante, predican con el ejemplo, impacta en muchas personas,  principalmente en nuestro entorno más cercano, nuestra familia.

Varios de nosotros nacimos en una familia tradicional de las de mucho antes, en donde la oportunidad para estudiar era más bien para los varones, y pocas eran las mujeres que decidían estudiar una carrera Universitaria, el resto lamentablemente por falta de recursos, por trabajar, por comodidad o por no contradecir a nuestros progenitores, no  luchábamos por nuestros objetivos,  aceptamos la decisión que tomaban nuestros padres por nosotros.

Entrar a la Universidad, fue para mí, una experiencia maravillosa, fue abrir una ventana al conocimiento, ojo, hay que aclarar que existen personas que sin haber recorrido este camino universitario, son dignos de gran admiración y respeto,  pero ¿saben qué? nunca es tarde para iniciar esta aventura que nos enriquece el espíritu, nos da la oportunidad de conocer las diferentes culturas de nuestro México y del resto del mundo, es poder afianzar nuestros valores que nos identifican como seres humanos, cursar varias materias que amplían nuestro conocimiento; nunca es tarde para dejar de culpar a los demás de lo que en su momento no defendimos, ¿problemas y dificultades? Claro que existen y muchos, pero hay que irlos venciendo uno a uno, es hora de tomar nuestras propias decisiones.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba