Andrea y Gustavo cancelan su boda: regalan banquete en el Hospital de Irapuato

Debido a la pandemia de covid-19, los novios decidieron tener este gesto de solidaridad

Irapuato, Guanajuato.- Hay días inolvidables en nuestras vidas que serán recordados por siempre. Nuestra boda es uno de ellos, pues se formaliza la relación en pareja. Es un sueño de novios que fortalece los lazos entre dos personas.

Andrea Negrete y Gustavo Fuentes se casaron por el civil, y aunque ya tenían planeada la fiesta con sus familiares y amigos, decidieron cancelarla debido al coronavirus, pero no dejaron pasar la oportunidad de tener un gesto de solidaridad con gente de Irapuato, específicamente con la que aguarda en las afueras del Hospital General de esta ciudad.

Al lugar llegaron los novios, ella vestida de blanco con su corona, mientras él con un traje azul, corbata negra y camisa roja. Amigos de la pareja les ayudaron con mesas, aguas frescas, el pastel y las carnitas.

Era el mediodía de este domingo, cuando la pareja originaria de Lo de Juaréz de esta ciudad inmortalizó el momento conviviendo con la gente de Irapuato, con aquellas personas que cuidan a sus enfermos en estos días tan complicados que estamos viviendo a nivel mundial causados por la pandemia del coronavirus.

En su cuenta de Facebook Isra Olmos chofer de Uber, quien trasladó a la generosa pareja luego del evento del Hospital General de Irapuato publicó lo siguiente:

Hoy me paso algo super chido al realizar un servicio en la aplicación de Uber, les cuento que los chicos que ven en el asiento de atrás son grandes personas y de un enorme corazón. Al cancelarse la celebración de su boda y verse afectados por los daños colaterales de la pandemia, tomaron la desicion de celebrar en el hospital general de Irapuato y compartir su banquete con algunos enfermos y familias que los cuidan, esto como un acto de caridad y agradecimiento a Dios, nótese que no soy religioso, pero se aplauden las grandes acciones. Gracias amigo y amiga «los novios» por poner su mano en mi hombro y hacer una oración por mi persona, además de inyectar aún más esa fe en que aún no perdemos nuestra humanidad y podemos hacer más por el prójimo. Les platico además, que ellos tienen una refugio para perritos, por si algún día se los encuentran no estaría de más ayudarlos con alimento u otra especie para solventar los gastos de este.

 

Seguramente Gustavo y Andrea celebrarán está unión con sus seres queridos, una vez que haya pasado está contingencia de salud y su matrimonio quedará marcado por este gesto de amor y solidaridad con los irapuatenses.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba