Amigos “ejecutados” en Santa Ana Pacueco

NPE120102 (5)

Pénjamo, Guanajuato

Un par de amigos, fueron encontrados sin vida, maniatados y con evidentes heridas en todo el cuerpo de posibles impactos de bala y navajazos en la caja de carga de una camioneta a una cuadra de una escuela de la delegación de Santa Ana Pacueco.

El reporte fue realizado, alrededor de las 8 de la mañana, por un estudiantes de la secundaria Moisés Sáenz ubicado en la calle Tarandacuao que observó que en la parte trasera de una camioneta a simple vista se observaban los cuerpos de dos personas.

Elementos de la policía municipal, que fueron a verificar el reporte, encontraron que debajo de unas ramas y basura estaban los cuerpos de un par de hombres que fueron identificados como Jorge Alejandro Ramírez Marín de 30 años, que tenía su domicilio en la comunidad de Río Grande de Michoacán.

Además de Cesar Antonio Pérez Hernández de 30 años, con mismo domicilio que según la versión que se dio a conocer en el lugar, fueron vistos por última vez un día antes, juntos pues presuntamente salían a trabajar sin que se diera a conocer en que laboraban.

Los cuerpos estaban recostados, en la parte de la espalda se podían observar heridas realizadas al parecer con algún tipo de arma cortante, tenían golpes en el rostro y también se supone tenían impactos de bala.

De acuerdo a la versión que se dio en el lugar, al parecer la camioneta fue abandonada en el sitio y los cuerpos sólo fueron dejados en ese lugar, porque presuntamente los hoy occisos, fueron asesinados en otro lugar y se presume que tenían alrededor de 8 horas de haber perdido la vida cuando fueron ultimados.

Peritos de la Procuraduría General de Justicia se hicieron cargo de iniciar las investigaciones; los cuerpos, fueron llevados en una ambulancia a las instalaciones del Servicio Médico Forense para la necropsia de rigor con la que se determinarán las causas de muerte, mientras que un agente del Ministerio Público integra un una averiguación sobre lo ocurrido.

 

Énfasis

Los cuerpos fueron identificados como Jorge Alejandro Ramírez Marín de 30 años, que tenía su domicilio en la comunidad de Río Grande de Michoacán; además de Cesar Antonio Pérez Hernández de 30 años, con mismo domicilio que según la versión que se dio a conocer en el lugar, fueron vistos por última vez un día antes, juntos pues presuntamente salían a trabajar sin que se diera a conocer en que laboraban.

Por Redacción
TW: @PeriodicoNotus

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba