Ahorro: El Guardián de tus Sueños

Por Julio Pérez Corona

Irapuato, Guanajuato

Ahorrar es separar una parte de nuestros ingresos para poder utilizarlo en un futuro para un objetivo específico o  hacer frente a emergencias financieras.

Actualmente la sociedad mexicana, en general, primero gasta antes de ahorrar; increíblemente muchos “gastan más de lo que ingresan”.  ¿Qué?. Sí, como lo leyeron,  esto se debe a que utilizan de manera  descontrolada las oportunidades de endeudamiento que mercadológicamente nos  bombardean y que terminan por vencer nuestras defensas de compra y; en efecto cuando nos damos cuenta, cada mes debemos más de lo que ingresamos y caemos en un círculo vicioso de dejar de pagar deudas o, peor aún, pedir más préstamos para pagar otras deudas.

Lo más importante es crear un hábito de ahorro, empezar por separar una pequeña parte de dinero cada que recibamos ingreso. Una vez que hemos decidido empezar ahorrar es importante que sepamos para que ahorramos.

Frecuentemente, cuando pregunto a las personas que ahorran ¿para qué ahorras?, la respuesta más común es “para algo que se ofrezca”. Eso me deja ver que aunque ahorran, no están blindando o asegurando su liquidez financiera en caso de desastres; más bien lo que están haciendo es prepararse para perder ese dinero a la menor provocación. Es como si ya diéramos por hecho que lo vamos a perder.

Continuamente ayudo a mis clientes a desarrollar un presupuesto personal, esto hace que podamos destinar el ahorro a diferentes objetivos económicos, por ejemplo, la educación de los hijos, hacer frente a problemas de salud, generar mayores rendimientos, planear un retiro digno, terminar de pagar la casa, etc.

Otra punto importante es poder diversificar ese ahorro. Objetivos de vital importancia como la educación tienen que estar administrados a través de instrumentos que garanticen, pase lo que pase, la realización de la meta económica. Al mismo tiempo ese instrumento tiene que hacer frente a la inflación por sí solo.

Imagina que actualmente tienes ahorrado $400,000 pesos (hoy en día suficiente para pagar una educación universitaria privada de nivel socioeconómico medio) destinado para la educación de tu hijo que tiene 6 años de edad y harás uso de ese dinero dentro de 12 años que tu hijo comenzará sus estudios universitarios; sin embargo, ¿dentro de 12 años la educación seguirá costando lo mismo? ¿está ese ahorro generando rendimiento? ¿cuál será el poder adquisitivo de ese dinero en caso de crisis económica?.

Planear es la mejor forma de hacer frente al futuro.

Si deseas mayor información te invito a que te comuniques conmigo al correo julioperez@grupounir.com.mx  Nuestras asesorías son completamente gratuitas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verifique también
Close
Back to top button