AGUAnajuato le hace falta y los AGUAnajuateses no les importa

Guanajuato, Guanajuato.- AGUAnajuato le hace falta y a los AGUAnajuatenses no les importa, así pudiera comenzarse la frase para encerrar el gran problema que existe con el desabasto de agua y el poco, nulo o ni siquiera interés social en el Estado. Guanajuato tiene un déficit, es decir, son irrecuperables alrededor de mil 41 millones de metros cúbicos del vital líquido al año, algo similar a llenarse 13 presas de La Purísima o 2 veces la presa Solís considerada la más grande de la entidad y que tan sólo con este embalse se riegan 110 mil hectáreas de riego de 250 mil que hay en la entidad.

El tema es tan complejo que no hay un punto equiparable para dimensionarlo y ponerlo a debate, pero los políticos de Guanajuato, los ciudadanos de a pie y los que aún no caminan pero que han nacido en este estado, no permean en sus agendas diarias al menos de dónde viene el agua o si ya no va haber agua.

Tan sólo en la zona urbana de Irapuato, al año se gastan 44 millones de metros cúbicos que equivalen al 8% de los 550 millones de metros cúbicos que se utilizan en todo el municipio, pero y de acuerdo a un ejemplo bastante burdo, pero eficiente es que “hay que poner una cubeta con popotes; del lado que le saquen agua afecta a todo”, según Humberto Rosiles Álvarez, experto y director general de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Irapuato JAPAMI.

Abasolo un caso de ineficiencia y desconocimiento del agua

Uno de los ejemplos claros en el desabasto de agua es Abasolo, donde en el año 2016, cerca de 10 mil personas se quedaron sin agua, porque el pozo de la colonia Tamazula tuvo un desperfecto, “que fue solucionado con el arreglo del equipo de bombeo”, pero que fue ocasionado debido a que los niveles en el acuífero han disminuido y no se han recuperado.

Tan sólo en este municipio comunidades como La Mina y Ejido Abasolo llevan más de tres años que no tienen agua, pues el pozo colapso y aunque una solución como aseguran los comuneros y que han solicitado al gobernador Miguel Márquez su intervención, para un nuevo pozo, la realidad es que ya no hay agua en el subsuelo.

AGUAnajuato no le importa; sólo es política barata

Pese a que en los años 1958, 1964 y 1976 existió algo llamado “veda rígida” implementada por el gobierno federal para evitar la perforación de pozos, desde la década de los 80´s el Centro de Geociencias de la UNAM, del Campus Juriquilla (Querétaro), informó que existían alrededor de mil pozos de agua en el estado, para comienzos de la década del 2000 ya eran dos mil quinientos y de acuerdo con datos de la Comisión Estatal del Agua (CEA), existen 15 mil 297 pozos ubicados en los 46 municipios, 84% son utilizados para el riego de cultivos.

Aunque para la Comisión Nacional del Agua CONAGUA el máximo organismo a cargo del cuidado del agua, mantiene un registro de 23 mil pozos o centros de abastecimiento y al menos 6 mil son irregulares, según lo expuesto por el delegado Humberto Navarro de Alba en una entrevista realizada en el año 2014, es decir, entre ambos organismos ni siquiera existe un cálculo real de los pozos que hay, sólo que Guanajuato es el Estado con la mayor cantidad de pozos a nivel nacional.

A la fecha y con la llegada de Humberto Navarro de Alba a la CONAGUA en el Estado, la política empleada ha sido la entrega de títulos de concesión de agua, supuestas acciones de mitigación, perforación de pozos y entrevistas con cifras millonarias; en lo habitual y sin tener un dictamen de un especialista las noticias de falta de agua en los municipios son comunes.

Aluminio, arsénico, flúor, hierro, manganeso y plomo: contaminantes que hay en el agua de Guanajuato

El agro de Guanaujuato ocupa el 84% de los recursos hídricos

El grupo de Acción Colectiva presentó en sus talleres “Diálogos sobre el Agua: un bien común, una decisión colectiva”, el Informe sobre Violaciones a los Derechos Humanos al Agua Potable y al Saneamiento México, donde dieron a conocer algunas de las consecuencias del abatimiento de agua en el subsuelo y también la falta de visión en proyectos como la presa El Zapotillo.

En este contexto, Gustavo Lozano integrante de dicha asociación, fue muy claro al decir que no existe o al menos es público un estudio en el que se relacionen los efectos a la salud humana por el contacto de agua contaminada con minerales como aluminio, arsénico, flúor que se han encontrado frecuentemente en pozos guanajuatenses.

El ambientalista, expuso que este tipo de elementos existen de forma natural y es una clara evidencia de los niveles a los que se ha estado extrayendo agua del subsuelo, es decir, que es agua que ha estado ahí desde hace aproximadamente 6 mil años y que muestra el abatimiento que hay.

“En 34 años estaban pozos a 40 metros, ahora tenemos 68 pozos a 120 metros; en Guanajuato las demandas de uso público urbano, tienen que ver con el sector agrícola, las fuentes superficiales han llegado a su tope. Hemos encontrado arsénico, flúor y aluminio, depende de la zona geológica”, Humberto Rosiles.

«La capacidad de almacenamiento de la Presa Solís es de 800 millones de m3 para el riego de 116 mil hectáreas en los distritos del Alto y Bajo Lerma (Secretaría de Recursos Hidráulicos 1969: 537-547).

Fuentes:

  1. Sánchez Rodríguez, Martín. Las presas guanajuatenses. Cartografía hidráulica de Guanajuato.
  2. Enlace de acuíferos en Guanajuato por la Comisión Estatal del agua: http://agua.guanajuato.gob.mx/acuiferos.html
  3. Documental Consumiendo el futuro: sobreexplotación del agua subterránea, agro explotación e inequidad en el estado de Guanajuato. Jaime D. Hoogesteger. https://www.youtube.com/watch?v=09WmsOnNFFE
  4. Humberto Rosiles Álvarez, Director de JAPAMI.
  5. “Diálogos sobre el Agua: un bien común, una decisión colectiva”, Informe sobre Violaciones a los Derechos Humanos al Agua Potable y al Saneamiento México 2017, Grupo Acción Colectiva.

Datos reales y duros:

  • Guanajuato cuenta con 250 mil hectáreas de riego.
  • 500 kilómetros cuadrados en Guanajuato donde se extrae agua se encuentran invadidos por minerales como: Aluminio, arsénico, flúor, hierro, manganeso y plomo, según Dr. M. Adrián investigador del Centro de Geociencias de la UNAM.
  • De los acuíferos del estado de Guanajuato se extraen cada año 3 mil 824 millones de metros cúbicos, pero la recarga es de sólo 2 mil 783 millones de metros cúbicos, según datos de la Comisión Estatal de Agua.
  • De los 23 mil pozos o centros de abastecimiento que hay en Guanajuato, al menos 6 mil son irregulares, el 84% está destinado a la agricultura, el 13% al consumo humano y el restante 3% a las actividades industriales (CONAGUA).
  • Irapuato gasta al año 550 millones de metros cúbicos de agua potable, algo así como 5 veces la capacidad de la presa La Purísima.
  • 10 metros cúbicos de agua es lo que le cabe a una pipa.
  • Coca Cola FEMSA paga 2 mil 600 millones de pesos por cada una de las 46 concesiones de explotación de aguas subterráneas al año, tan sólo en el año 2007 tuvo ganancias por 32 mil 500 millones de pesos.
  • La industria minera es de las principales fuentes que extraen agua en el país, en Guanajuato hay varias de estas organizaciones por ejemplo Grupo México S.A. de C.V. extrae 80 millones de metros cúbicos de agua al año (CONAGUA, Registro Público de Derechos de Agua REPDA).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar