Abuelita de 80 años planea casarse con joven egipcio que conoció por Internet

Una mujer británica jubilada planea casarse con su amante egipcio a pesar de su diferencia de 45 años en edad e insiste en que el joven no está detrás de ella por su dinero.

Iris Jones, de 80 años, conoció a Mohamed Ahmed Irbriham, un desempleado de 35 años, en un grupo de Facebook que explora el ateísmo y al darse cuenta de que tenían una conexión intensa, Iris decidió que tenía que volar a El Cairo para ver si realmente tenían una chispa.

Iris, de Somerset, Inglaterra, afirma que profesaron su amor el uno por el otro después de hablar durante solo dos semanas a través de las redes sociales y sabía que tenía que conocerlo en persona.

A las pocas horas de reunirse en El Cairo, Egipto, la jubilada dijo que tuvieron relaciones sexuales que, según ella, eran muy amorosas y románticas. Ella dijo: “Fue increíble. Me sentí como una virgen otra vez”.

«Mi ex esposo dijo que yo era frígida cuando nos divorciamos hace 40 años, pero ahora sé que ciertamente no lo soy».

A pesar de su conexión física, la visita para ver a Mohamed no fue tan fácil. El viaje llegó a un punto crítico cuando Iris se vio obligada a pasar dos noches en el hospital después de caerse por un tramo de escaleras en la capital egipcia.

Durante la visita de Iris, Mohamed la llevó a ver los lugares de interés de El Cairo. Visitaron las pirámides, montaron camellos y tomaron paseos en bote. Más tarde volaron al complejo turístico del mar Rojo de Hurghada durante quince días.

También dijo que para pasar tiempo con ella, Mohamed había perdido su trabajo como inspector de calidad ya que su jefe se negó a darle tiempo libre.

“En Egipto éramos bastante frívolos, salíamos a los mejores restaurantes todo el tiempo y dividíamos todo 50/50. Incluso Mohamed dijo que firmará un acuerdo prenupcial porque es a mí a quien quiere, no a mi casa».

«He pasado años haciendo felices a otras personas, ahora solo quiero casarme con el hombre que amo antes de morir. Siempre he sido un poco rebelde y él es perfecto para mí».

Sabiendo que tenían algo especial, la pareja decidió casarse a pesar de su poco tiempo juntos. Sin embargo, fueron rechazados por la embajada británica que dijo que Iris necesitaría sus papeles de divorcio de su matrimonio anterior.

También necesitaría un certificado de no impedimento que demostrara que era libre de casarse nuevamente. Iris dijo: «Cuando dijeron que no podíamos casarnos, grité”.

La jubilada se divorció de su ex esposo hace más de 40 años y ahora está ahorrando para regresar a Egipto y casarse con Mohamed, quien es de Giza.

Aunque no pudieron realizar sus nupcias, Iris conoció a la madre de Mohamed, de 70 años, y le dio su bendición a la pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar