Federales ya estaban preparados para “La Guerra”: Campesinos ceden ante presión (video)

federales

Pénjamo/La Piedad.- Eran las seis de la tarde y el primer grupo de campesinos, estaban “apostados” en el libramiento Pénjamo-Guadalajara y a unos seis kilómetros otros productores ya habían cerrado el paso a la carretera federal Pénjamo-Manuel Doblado; esperaban aguantar, pero los federales los quitaron.

Con una tanqueta de las llamadas Rinoceronte, un grupo de la Policía Federal, más de 100 elementos de Fuerzas de Seguridad Pública del Estado y 25 patrullas con policías municipales se preparaban para la “guerra” con todo un despliegue de equipo táctico y formas de disuasión.

Por el otro lado, unos 200 productores, algunos de ellos mayores a los 60 años, otros con los zapatos rotos, huaraches, sombreros de palma, ropas de medio uso, sudados y con palos y machetes como sus armas, esperaban lo que fuera a pasar.

Juan Solis de Laguna Larga, dijo que estaban listos para defender lo que era suyo, para defender lo que sus padres, sus abuelos y tatarabuelos les habían enseñado de generación en generación, que era sembrar con sus manos.

No iban a ceder ante un gobierno estatal y federal que ellos, sentían injusto, castigador, represor y poco consiente de la situación de los campesinos que año con año, piden mejoras, piden que lo que sembraron valga algo y que piden que no sean tratados como los más pobres.

Los policías federales, estatales y municipales, estaban dispuestos a todo, algunos sudaban, otros reían, otro ni siquiera hablaban, pues aunque eran parte del gobierno, sabían que las tortillas que comen, el pan y las verduras, viene de ese sector al que pretendían reprimir.

El primer “encuentro” fue a las 6 de la tarde con 25 minutos aproximadamente, los uniformados con posición retadora, sacaron sus escudos e hicieron a un lado a los campesinos; se abrió el libramiento y la primer puerta a la represión.

Respuestas encontradas de los transportistas que al mismo tiempo decían que estaba mal el cierre de la carretera, que ellos estaban en medio de un conflicto que no era de ellos, otros que decían y daban ánimos a los mexicanos que son parte de su mismo pueblo.

Alrededor de las 7 de la noche, el segundo grupo, fue “amenazado” con usar la fuerza pública sino se quitaban, les pusieron media hora de ultimátum y a las 19:30 horas, “por la buenas” se quitaron y con ello hasta el momento se esfumaron los esfuerzos para lograr un cometido: que los campesinos sean reconocidos como el motor de México.

ESAÚ GONZÁLEZ / NOTUS
Twitter: @EsauGlezF

Articulos Relacionados

Un Comentario

  1. permiteme felicitarte por tu gran trabajo periodistico, de las pocas notas que logran sencibilizar, buena narracion del ambiente me senti como si estubiera observando lo que sucedia muchas felicidades por esta nota!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close