¡Yo también soy abuelo; felíz día!

Por chavalón

¡Feliz Viernes!, con el respeto y regocijo que me permite ser abuelo saludo a todos los amigos lectores de NOTUS en este hermoso “Día del Abuelo” y es un placer felicitarlos. Habrá a quien no le guste que le digan abuelito, porque de que ¡los ¡hay los hay!. Claro hay quien dice que se escucha mejor “Día del Adulto Mayor”. Bueno, bueno cualquier nombre está bien y hay que festejarlo y darle gracias a Dios y a la vida, porque en este ir y venir tenemos la dicha de abrazar a esos seres inocentes que vienen a renovar el corazón de los viejos, porque un abrazo de estos pequeñitos reactivan el motor de vida a los abuelos.

¿Usted qué opina amigo de NOTUS?. Les voy a contar que hay un pequeño travieso que se llama Iker Eliam, quien apenas va a cumplir tres añitos de vida, pero sus padres lo inscribieron en el kínder. Pues bien, en esas primeras clases que iniciaron precisamente el pasado lunes, claro con la nueva normalidad educativa a distancia por línea, conoció a su maestra.

Cuando la profesora o educadora, como usted prefiera decirle le preguntó: ¿Tienes abuelitos?. El inquieto Iker Eliam, contestó: “No, no tengo”, lógicamente la mentora se sorprendió ¡Cómo no tienes abuelitos?.

El pequeño respondió: “No tengo abuelitos, tengo a mi mam (mamá), papá “Chu”, que son sus padres y mi mami (abuela) y papá “baba” (abuelo)”, el niño le dices a sus abuelos papás y tiene una forma de distinguirlos a su corta edad”. Sorprendida la maestra, le dice: “Qué bien que tengan dos papás y dos mamás, a la vez que trata de explicarle quienes son sus abuelitos”.

Me pareció este un caso interesante y seguramente como el inquieto Iker Eliam, habrá muchos pequeños que digan lo mismo, ven a sus abuelitos y les hablan como papás, porque ellos así se fueron acostumbrando y no porque los padres o abuelos le hayan dicho que así les dijeran .

Pero hay si hay casos también en los que los propios abuelos, porque seguramente ustedes al igual que su servidor, conocerán amigos o personas que a los que no les agrada que les digan abuelos y les inculcan que les digan papá, que no está mal cada quien tiene su forma de pensar, ¿Será porqué los hace sentir viejos?, bueno pues hay que respetar orden de ideas y el respeto a los pensamientos y palabras dan felicidad.

Eso sí, también hay que reconocer que hay abuelos muy jóvenes. Aquellas personas que son muchos casos que se juntaron por la edad a los 14 o 15 años, a los 35 años o 38, ya son abuelitos. Otros mayores entre los 60 y más, apenas empiezan a escuchar esa palibrita que suena a melodía “abuelito”. Porque ser abuelo es una dicha, tener un nieto es felicidad, compartir sus mejores momentos en la infancia es una alegría y verlos crecer ni se diga.

Claro hay quien tiene la dicha de ver a sus nietos convertidos en profesionistas en padres, eso seguramente es una satisfacción mayor. Verdad que hay que festejar en grande o cada quien a su manera ¡El Día del Abuelo”, porque también es una bendición de Dios.

Quien no es abuelo aún, pero seguramente lo será entenderá la felicidad de los que vivimos estos momentos.
Por cierto camaradas, se dice que en algunas partes de América Latina, el “Día del Abuelo” se celebra el 26 de junio, pero en México desde hace ya algunos años como por 1983 se festeja en este hermoso País en nuestro México y con todo lo que encierra sus hermosas tradiciones.

Como todo tiene historia, se relaciona este día con el catolicismo y la iglesia, al conmemorar a los abuelos de Jesús padres de María que fueron San Joaquín y Santa Ana. También se dice que este festejo se instituyó en 1932-1934 cuando gobernaba Abelardo Díaz Rodríguez y se ratificó por Lázaro Cárdenas.

Qué importante es conocer de historia y e historias, porque cada fecha que se conmemora tiene la suya y está del “Día de la Abuelo”, no es la excepción. Ser abuelo no significa ser viejo, como ya se mencionó líneas arriba hay abuelos y abuelitas muy jóvenes, significa según mi interpretación y mi sentir que es una persona con voz de experiencia.

He escuchado diferentes versiones de varios jóvenes y todas alabando a su abuelito, los que lo tienen hablan maravillas en su mayoría: “Mi abuelo sabe muchas cosas, me da consejos siempre me apoya, me acuerdo cuando estaba más joven jugábamos al futbol…Pero ya está cansado, es buen viejo lo quiero mucho”.

Lamentablemente otros lo tienen en el recuerdo: “Dicen mis papás, porque me acuerdo muy poco de él, dicen que me quería mucho que me compraba cosas y que era su adoración”. Así es la vida, cada quien la vive a su manera y tiene en su historia los mejores recuerdos y hay muchas historias por escribir sobre el abuelo, por eso este personaje tan importante en la vida familiar merece respeto y reconocimiento.

Así que mis adultos mayores o papás, mis amigos, ¡que viva la vida, vivan los abuelos y que duren muchos años!. Si usted joven, si usted tiene su abuelo trátelo bien, disfrútelo en vida, abrácelo, escuche sus consejos, dígale cuánto lo quiere, juegue con él, cuídelo, porque recuerde que hay un viejo dicho en la vida: “Así como te vez me ví y así como me vez te veras”.

Vida amigos premia lo bueno y lo malo. Vida sola hay una y eso lo sabemos todos los abuelos porque tenemos camino recorrido, así que mis buenos viejos vamos a tomarnos el día y dar rienda suelta a la vida, claro sin excederse porque para todo hay medida. ¡Feliz día del Abuelo!.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba