Una cárcel convertida en Casa de la Cultura

Pénjamo, Guanajuato.- La antigua cárcel municipal es lo que hoy se conoce como la Casa de la Cultura “Plazuelas”, ubicada en el centro histórico de Pénjamo. La historia cuenta que tras un asesinato en el interior del inmueble se decidió cambiar de sede a los reclusos.

Este recinto fue pensado para ser un centro cultural, el nombre de “Plazuelas” se le dio precisamente porque se tenía la finalidad de promover los hallazgos arqueológicos de la zona recientemente  descubierta.

Según información de la Casa de la Cultura, incluso para ser un museo donde preservar los vestigios de la historia del municipio. Además de exhibirse obras de artistas como la pintora Carmen Parra, el pintor Felguerez, Nieto, Santos Balmori y Arnold Cohen.

Así como otros espectáculos entre los que destacaron conciertos de piano, de guitarra, y la presencia del reconocido músico penjamense, Pedro Moreno.

El inmueble fue construido de cantera pero la intervención arquitectónica que realizaron las autoridades “borraron todos aquellos rasgos inherentes” del edificio.

Cuando fue la Cárcel Municipal en el año de 1922, este contaba con puertas de madera de mezquite que fueron removidas tras su desaparición.

Fue en el 1992, que un homicidio cometido por “el pecas” quien asesino a un conocido penjamense y las instalaciones de la Cárcel Municipal fueron removidas.

Posteriormente el edificio fue convertido por las autoridades municipales en la Casa de la Cultura, el proyecto a cargo del artista plástico Jorge Rodríguez de la Concha, fue aprobado por unanimidad del Ayuntamiento.

La transformación del recinto se hizo con la participación de jóvenes voluntarios y sociedad en general, ya que no había un presupuesto designado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close