Triste 80 aniversario de la plaza de toros “Revolución”

Sin festejos por el  covid-19, sus paredes cuentan un poco de su historia

Por: Juan Luna “El Espontáneo”  Fotos ADP.

Irapuato, Guanajuato.- Si aceptado es el dicho de que las paredes oyen y las piedras hablan, entonces aceptado es el que los muros de la plaza de toros “Revolución” cuenten conmigo algo de su larga y rica historia, para que los viejos aficionados a la fiesta brava la recuerden y  los nuevos, la conozcan.

“quiubo chata(como diría “Cantinflas”), cómo estás?, sí, ya sé que muy triste, igual que todos los que te queremos, todo por este maldito virus, que ya se ha llevado a la tumba a muchos amigos; toreros, ganaderos, apoderados y aficionados, ya ves que ni siquiera puedo tocarte porque hay que guardar la sana distancia…pero desde aquí podemos platicar, qué te parece?”.

“Ah qué bueno, porque después de tantos años ya me hace falta desahogarme. Oye te recuerdo porque tú viviste en mí muchos años desde niño hasta cuando te aventaste de espontáneo en una corrida del año 82, por cierto que has sido el único…

Po´s mira bautizada como “Revolución” cumplo los 80 años, pero mis cimientos y hasta la mitad de la construcción fue en el año 36-37 inclusive se dieron varias corridas con unos mano a mano, por lo que yo me considero de 83 años…

La primera corrida fue el 29 de Agosto y los primeros toreros en pisar mi arena fueron Pepe Ortiz y Ricardo Torres, siendo los toros de Albarrada, y Pepe fue el primero en cortar una oreja, luego en los meses siguientes hubo otras 4 corridas…

hasta que ya terminada como estoy, organizaron el festejo de inauguración para un 20 de Noviembre, pero como el entonces presidente de México “tata Lázaro” iba a cortar el listón, no pudo ese día y se recorrió pa´l 24…

aquél día fue pura fiesta, yo toda engalanada de blanco, en los corrales los 6 bravos toros de La Punta que días antes bajaron y  me hacían cosquillas,  mis gradas de cemento se abarrotaron de gente y en los que iban a ser palcos(ventanillas) pusieron gradas de madera y aún en la azotea tenía bancas de madera, todo se llenó de taurinos que querían ver el mano a mano de “Armillita” y Lorenzo Garza, fue un agarrón tremendo porque Fermín bordó el toreo con su sello y cortó 4 orejas y rabo, pero Garza, que primero armó la bronca con los tendidos, en el último toro se inspiró y cortó orejas y rabo, la locura señor, la locura, yo creo que hasta Lázaro Cárdenas Salió toreando”.

“Ya me imagino, y es que era el tiempo en que todas las figuras del toreo nacional y extranjero vinieron a torear en tu ruedo, claro, eras de las plazas más chulas del país…”.

“Modestia aparte, pero sí tienes razón a mi ruedo vinieron a torear desde los humildes de la fiesta, figuras y figurones, tal vez no los recuerde ya a todos, pero en la época dorada del toreo mexicano, pasaron por aquí “Armillita” Chico, Domingo Ortega, Gregorio García, Lorenzo Garza, Luis Castro “El Soldado”, David Liceaga, Ricardo Torres, Jesús Solórzano, Alberto Balderas,  Paquito Gorráez, “Carnicerito de México”, Silverio Pérez, Conchita Cintrón, “El Calesero”, Simao Da Veiga, Álvaro Domeq, Luis Procuna, Fermín Rivera, Luis Briones, “Gitanillo de Triana”, “Manolete”, Pepe Luis Vázquez, Manolo Escudero, Cayetano Ordoñez, Paco Méndez, Guillermo Carvajal, Joaquín Bernadó, de la era moderna,  Manuel Capetillo, Antonio Velázquez, Joselito Huerta, Juan Silveti, Carlos Arruza, Miguel Báez Litri, Antonio Caro, Juan Cañedo, “Morenito” de Talavera, Manolo González, Luis Miguel Dominguín, Antonio Ordóñez, Humberto Moro, “El Ranchero” Aguilar,  Carlos Vera Cañitas, Manolo Vázquez,  Jesús Córdoba, Rafael Rodríguez “El Volcán de Aguascalientes”, Eloy Cavazos, “Curro” Rivera, Manolo Martínez, Francisco Rivera “Paquirri, Manuel Benitez “El Cordobes”, Paco Camino, César Girón, Manolo Dos Santos, Manolo Arruza, David Silveti, Fermín “Armillita, Antonio Lomelín, Jorge Gutiérrez, Guillermo Capetillo, , Paco Doddoli, Antonio Urrutia, Curro Durán, José Luis Bote, Luis Fernando Sánchez, “Zotoluco, César Pastor, Miguel Espinosa “Armillita”, su hermano Fermín y el hijo de éste Fermincito IV, Antonio Barrera, Miguel Angel Perera, Diego Silveti, “El Zapata”, Arturo Macías, Juan Pablo Sánchez, Leo Valadez, Joselito Adame y su hermano Luis David, Alejandro Talavante, Ismael Rodríguez, Leonardo Benitez, Alajandro Amaya, Rafael Ortega, Enrique Garza, y una larga lista que no cabría aquí…”.

“Debes tener muchos recuerdos y muchas anécdotas guardadas, que nos gustaría saber”

“Uyyy, necesitaría un libro completo pa’ narrar las corridas por fecha que se han realizado en mi ruedo, así que mejor te contaré algunos pasajes, como aquella tarde en que se presentó “El Monstruo de Córdoba” Manuel Rodríguez “Manolete”, que fíjate, soy la única plaza de provincia a donde vino 3 veces, la primera el 12 de Enero de 1946 luego de su cornada en México, alternó con el compadre Silverio Pérez, Rafael Vega de los Reyes “Gitanillo de Triana” y Jesús Guerra “Guerrita” con toros de La Punta, “Manolete” cortó orejas y rabo enloqueciendo al público, pero salió Silverio y le bordó un faenón al toro “Rebocero” y le cortó orejas, rabo y pata, y aquello fue la locura pa’ los aficionados.

Luego el 20 de Noviembre de ese mismo año, regresó Manuel pa´alternar con Lorenzo Garza y Luciano Contreras y toros de La Punta, el torero español sólo cortó una oreja, Luciano nada y Garza salió a hombros con orejas y rabo, y la tercera un 15 de Febrero del fatídico año 1947, eso día alternó con Jesús Solórzano y Luis Procuna, lidiando otra vez toros de La Punta, y tal como anunciaba el cartel, esa fue la última vez que “El Mounstro de Córdoba” pisó mi arena, porque 6 meses después murió de una cornada allá en España”.

“Y aunque ya muchos lo saben, te cuento que en mi ruedo  han recibido la alternativa 5 toreros, el primero fue  Amado Ramírez “El Loco” el 20 de Noviembre de 1954, se la dio Fermín Rivera y el testigo fue Guillermo Carvajal, luego otro 20 de Noviembre pero de 1967 vinieron Manuel Capetillo y Joselito Huerta para darle la borla de matador a Antonio Lomelín, después un 20 de Noviembre de 1971 la figura de entonces Manolo Martínez hizo matador a Mariano Ramos y el testigo fue el añorado Francisco Rivera “Paquirri”, y después otro 20 de Noviembre de 1977 “El Rey” David Silveti se hizo matador de toros de la mano de otra figura “Curro” Rivera y su testigo fue Manolo Arruza, y la última fue la de Alejandro Silveti y se la dio su hermano David el 21 de Marzo de 1988 teniendo de testigo a Guillermo Capetillo, de todos nomas viven Manolo, Alejandro y Guillermo”.

“Recuerdo con especial cariño a Paquito Gorráez, él fue el primer torero que regó su sangre en mi arena, fue un toro de Ibarra, cuando toreaba sentado en el estribo, alternaba con “Carnicerito de México” y Antonio Velázquez, también fue ya retirado de los grandes empresarios que me organizó corridas y novilladas, fue testigo cuando me vendieron y fue el primer torero al que le hicieron misa en mi ruedo cuando murió en el 92, tú cargaste sus cenizas”…

Otras cornadas fueron a Eloy Cavazos, en el 69 alternaba con Lomelín y “Curro” Rivera, “Cojinero” de Tequisquiapan los mandó al hule, pero cortó orejas y rabo,  al portugués José Falcón, en corrida de año nuevo del 71, toreaba con Lomelín, Raúl Contreras Finito y Adrián Romero con toros de Valparaíso, su segundo le hizo un boquete en el muslo izquierdo, pero la más impactante fue a Alejandro del Olivar porque el toro de Mariano Ramírez le atravesó el muslo derecho, toreaba con César Pastor y “El Glisón”, por cierto cuando venía Jorge de Jesús, me ponía de nervios y a la gente tragar saliva de lo tremendista que era, ah y a Rafaelillo un toro le fracturó muy feo el brazo izquierdo”.

“Oye, y desde que te construyeron hasta los 80s eran llenos en casi todas las corridas, había mucha afición a los toros”.

“No po´s sí, fueron tiempos muy bonitos, pero los llenazos a reventar fueron al principio y ya por los 60s, cada vez que toreaba “El Pequeño Gigante Eloy Cavazos, la gente se quedaba afuera, igual pasaba con Manolo Martínez, y en los últimos años el que me llenó hasta la azotea, como antes, fue Pablo Hermoso de Mendoza, las primeras veces, porque la última vez ni con todo y su hijo…

Ay recuerdo cuando tú vivías en mí con Don Pablito y tus hermanos, entonces hacían la feria de las fresas en todo a mi alrededor, me encantaba cómo me adornaban con miles de foquitos de colores semejando un enorme pastel  y por 15 días todo esto se iluminaba y llenaba de, porque entonces el pueblo llegaba hasta la vía del tren (hoy Lázaro Cárdenas), no había luz y el río (Av. Reforma) pasaba junto a mí, pero aquellas corridas eran una verdadera fiesta”.

“Oye amiga, ya está cayendo la tarde y hace frío…qué me puedes contar antes de despedirnos”.

“Po´s mira a mí ningún inche virus me va a tumbar porque mis 160 pilastrones de cemento me sostienen y aunque se rumora que me quieren demoler para hacer más hospitales, yo confío en que mis dueños sigan dando corridas de toros, trayendo de los mejores toreros actuales y fomentando la fiesta brava, a lo mejor me aviento otros 80 años como Matusalen, y así como al principio pisaron mi ruedo los figurones de México y España, no pierdo la fe de tener un día a “El Juli”, a Morante, a Ponce, a Ferrera, a Roca Rey, a Manzanares, Urdiales, Ureña y otros, peleando las palmas con los mejores de aquí, además sé que viene una camada de chavalillos con pasta de figuras del toreo…”.

“Dios quiera que así sea, te seguiré viendo como mi casa, porque en tu ruedo y en tus gradas reí, lloré y soñé…FELICIDADES por tu cumpleaños, mi plaza de toros “Revolución”.

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba