Tijuanenses y migrantes se enfrentan en Playas de Tijuana

Tijuana, Baja California

Los migrantes que pernoctaban en Playas de Tijuana fueron trasladados a un albergue temporal luego de un enfrentamiento con residentes de la zona.

De acuerdo a Zeta Tijuana, todo comenzó cuando los centroamericanos empezaron a discutir entre ellos, pues a algunos no les gustaba que otros subieran a la valla fronteriza, ya que lo consideraban como una actitud negativa que podría poner en riesgo el proceso de asilo.

Fue entonces que alrededor de 100 personas, quienes aseguraron ser residentes de Playas de Tijuana, llegaron al Faro donde estaban los migrantes y exigieron a las autoridades que los reubicaran porque temían por su seguridad.

Asimismo les gritaban insultos y amenazas a los centroamericanos y a los agentes municipales que estaban desalojando la zona para el traslado a albergues.

Algunos migrantes fueron evacuados del lugar, pero otros más se decidieron permanecer pernoctando en Playas, pese a las constantes agresiones de los tijuanenses.

Con el paso del tiempo los humos se caldearon y hubo varios conatos de enfrentamientos físicos que las autoridades detuvieron.

Los centroamericanos respondían con agresiones verbales los insultos que recibían de los residentes de Playas; mientras tanto, activistas pro migrantes y policías les pedían que ignoraran lo que les decían y se mantuvieran en silencio.

Durante la noche algunos de los tijuanenses que se manifestaban se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas y alrededor de la medianoche comenzaron a empujar y golpear a los reporteros que se negaban a dejar de grabarlos y fotografiarlos.

En tanto, las mujeres locales arrojaron piedras a los migrantes y a los medios, mientras estos huían.

Incluso algunas mujeres y niños migrantes tuvieron que echarse a correr para resguardarse de las piedras.

Fue aproximadamente a las 02:00 de la mañana cuando los agresores comenzaron a retirarse y los centroamericanos buscaron un refugio; los policías se quedaron en la zona haciendo guardia.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Back to top button
Close