Te seguimos buscando Alberto

Alberto Guadalupe Vázquez Ochoa, desapareció el día 2 de noviembre del 2019 en la ciudad de Irapuato

Irapuato, Guanajuato.- Alberto Guadalupe Vázquez Ochoa, desapareció el día 2 de noviembre de la ciudad de Irapuato y su familia lo sigue buscando, luego de que el irapuatense al parecer fue secuestrado. El hermano de Alberto, dijo que ha pedido las cámaras de vigilancia que se encuentran en el fraccionamiento El Rosario.

Aproximadamente a las 4 de la tarde Alberto llegaba de su trabajo, estaba lavando su camioneta fuera de su domicilio en el Fraccionamiento El Rosario, cuando de repente llegaron dos camionetas al sitio con hombres armados y se metieron a la casa donde estaba su esposa y sus 2 hijos.

Según el relato de sus familiares, dijeron que dos hombres buscaban a más personas, pero la esposa de Alberto con temor les decía que se llevaran todo, que no había nadie más que ya los dejaran salir.

Uno de los hombres le comentó a otro de sus compañeros “aquí ya no hay nadie, vámonos, que nadie salga”, se retiraron del domicilio y cuando salió la esposa de Alberto, el ya no se encontraba ahí.

El hermano de Alberto Guadalupe, dijo que ha pedido con gran exigencia a las autoridades las cámaras de vigilancia que se encuentran en el fraccionamiento y de esa manera encontrar a los culpables y no ha obtenido respuesta alguna, detallando que su familiar vestía playera color vino, pantalón negro y botas de trabajo.

“Eso es indignante, las familias sufren demasiado, se llevan a una persona y destruyen a toda la familia, queremos que se nos escuche pues esta no es una situación nueva y queremos que se trate con la importancia que se merece” dijo el hermano de Alberto con tristeza en sus ojos.

El consanguíneo del irapauetense concluyó diciendo “mi hermano no es malo, mi hermano no se metía con nadie, él se dedicaba solamente a su trabajo a su familia, yo no sé porque le hicieron esto, si se confundieron, yo no sé para que lo quieren o donde lo tengan, yo lo único que pido es que lo regresen, si le hicieron algo, al menos que nos den una señal de donde lo tienen, es feo pensarlo, pero, estamos preparados para todo, esta angustia es muy fuerte”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba