Su delito conducir ebria; el castigo fractura de huesos en el rostro

El delito conducir en estado de ebriedad, el castigo, haberle roto la mandíbula, así fue el caso de, Cassandra Feuerstein de 47 años, que fue detenida en Chicago por la policía. El detalle es que un policía al regresar a la celda a la mujer la aventó con tal fuerza que le ocasionó una herida de gravedad que ameritó una cirugía de reconstrucción facial y la inserción de una placa de titanio en su mejilla.

Según la información publicada en el diario Tribune; Feuerstein, después de que la policía le realizó una revisión de rutina en la que le pidieron quitarse el sostén, fue a una sala de espera para ser regresada nuevamente a la celda.

El hecho es que uno de los policías que la llevaba, la aventó demasiado fuerte y la mujer, golpeo su rostro con la camilla de cemento que esta en el interior, todo esto fue grabado por las cámaras de vigilancia del lugar.

El golpe y lesión, fueron tan graves que por medio de una placa de titanio fue el reemplazo a los huesos rotos que tuvo la mujer, al momento de ser llevada a recibir atención médica a un hospital.

REDACCIÓN / NOTUS
Twitter: @PeriodicoNotus

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button