Ser maestra es un orgullo, es mi vocación y mi profesión

Gemma Gamiño Moreno cuenta con 51 años de servicio en la docencia en la educación de nivel preescolar en Irapuato, actualmente tiene a su cargo el sector 4

Irapuato, Guanajuato.- Gemma Gamiño Moreno cuenta con 51 años de servicio en la docencia en la educación de nivel preescolar en Irapuato, actualmente tiene a su cargo el sector 4 de Educación Preescolar  donde atiende 4 zonas y 80 jardines de niños particulares y oficiales y una población de 8,810 niños.

Su vocación como maestra nace en el seno familiar con el gran ejemplo de su padre quien además fue su primer y gran maestro  a quien hoy en día agradece toda su enseñanza y aprendizaje y a quien recuerda con todo su cariño y admiración.

“Ser maestra representa la realización de mis sueños de niña y realización como  persona y profesionista” dijo la maestra Gemma Gamiño.

Uno de los reconocimientos que más atesora en su corazón y su memoria es haber sido  reconocida por sus 50 años de servicio, mismo que fue rendido por sus compañeras y maestras así como todo el personal, en donde le fue entregada una placa conmemorativa.

Otro de ellos fue el Premio  Municipal UARHI, con el que fue galardonada en la categoría a la Docencia, del cual fue propuesta por el Delegado Gabriel Espinoza; por otra parte el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación también la galardonó por años de trayectoria, sin duda para la maestra estos han sido los mejores reconocimientos de su profesión.

La maestra Gamiño Moreno refirió que lo que más le gusta de esta profesión es la gran oportunidad de servir a los demás y poder estar cerca de cada uno de los niños y las educadoras de quienes he aprendido mucho día con día.

El mejor pago o regalo que he recibido durante estos 51 años de servicio es un “Gracias maestra”, “Maestra te quiero “, “Maestra te recuerdo con cariño”, durante todo este tiempo de servicio como maestra he tenido muchas satisfacciones y reconocimientos, dijo la maestra Gamiño.

La maestra Gema dijo que actualmente en estos momentos de contingencia  tan difícil e inesperados, porque aunque hemos estado alejados de nuestros maestros y alumnos la tecnología ahora nos ha acercado tanto a padres de familia, maestras y alumnos.

“ Ser maestra es un orgullo, es mi vocación y mi profesión, gracias a todos los que han hecho posible que yo siga al frente de esta bonita profesión”, concluyó la maestra Gemma Gamiño.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba