Ser bolero no es sólo para hombres: María Magdalena

Irapuato, Guanajuato.- “Me dicen que es trabajo para hombres, les digo que no, que es tanto para el hombre como la mujer, es el mismo trabajo”, refirió María Magdalena Martínez Granados, la única mujer que bolea zapatos en el centro de la ciudad.

Pese a que es la única mujer bolera en el primer cuadro de la ciudad, María Magdalena ve su trabajo como cualquier otro, sin importarle los comentarios “machistas” que pudiera recibir.

Dijo que hay clientes que le comentan “Que soy la única mujer que bolea aquí, que les cae de admiración que una mujer sea bolera”, pero María Magdalena no se echa para atrás.

Hace un año y un mes luego de que falleció su esposo Luis Jiménez Venegas quien era bolero frente al templo de la Tercera Orden en el Jardín Principal, María Magdalena decidió relevarlo y ocupar su lugar como bolera.

Comentó que fue su propio esposo quien le enseñó el oficio y aunque antes se dedicaba a la limpieza de casas, se decidió por este trabajo “No se me hace dificultoso, es un trabajo como cualquier otro”.

María Magdalena hace hasta 15 boleadas diario, y aunque con el tiempo ha tenido que irse ganando sus propios clientes, es un trabajo que le gusta mucho, algo que hace en compañía de su hijo Víctor Tadeo de 4 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar