“SEP, cancele el ciclo escolar”. El llamado de una maestra de primaria

“Es muy duro cargar con todo el trabajo el cual hago con mucho gusto. Pero cargar con la situación en la que viven mis alumnos es demasiado. Veo como hacen el esfuerzo en estos días, están animados, pero me parte el corazón al leerlos”, escribió la maestra

Sabinas Hidalgo, Nuevo León

Una maestra de primaria que vive en Sabinas Hidalgo, en Nuevo León, pidió a la Secretaría de Educación Pública (SEP) que cancele el regreso a clases virtual, ya que muchos de sus alumnos y cientos de infantes en México no tienen los recusos necesarios para tomar las clases a distancia.

Laura Marisol Camacho Saristegui es la docente que utilizó su cuenta de Facebook para exponer la situación por la que atraviesan sus alumnos.

Pidió que la Secretaría a cargo de Esteban Moctezuma Barragán retome el curso escolar hasta que pueda hacerse de manera presencial para que los alumnos y alumnas no se vean afectados ni tengan que lidiar con los problemas del difícil acceso a las tecnologías de la información.

“Es muy duro cargar con todo el trabajo el cual hago con mucho gusto. Pero cargar con la situación en la que viven mis alumnos es demasiado. Veo como hacen el esfuerzo en estos días, están animados, pero me parte el corazón al leerlos”, escribió la maestra.

Camacho Saristegui comentó que desde que este 25 de agosto se dio el regreso a clases ha tenido que leer las dificultades por las que atraviesan los alumnos y sus familias al tener que trabajar horas extra para tener saldo en el teléfono y poder enviar sus tareas.

“Maestra, me voy a quedar sin datos. Cuando pueda poner una recarga le mando las tareas”, “Maestra, fui hacer unos trabajitos y con lo que gane puse una recarga por eso no había podido contestar” o “Maestra, trabajo hasta tarde. Disculpe la hora pero acabamos de terminar”, son algunos de los argumentos que la docente refirió.

Laura Marisol recordó que aún atravesamos por la pandemia del nuevo coronavirus, que con el paso del tiempo se ha vuelto más compleja y difícil, por lo que dijo que “ya es demasiado estrés” al que están sometidos los menores de edad y sus familias.

También confesó sentirse triste al no poder hacer nada por la situación que enfrenta la niñez mexicana en estos tiempos, ya que anteriormente si existía algún problema, la escuela funcionaba como una distracción y no era obligado el uso de la tecnología en casa, pues en algunas aulas se contaba el material.

“Como maestra, siempre te preocupas por tus alumnos y sabes que por más que te duela no puedes cambiar su situación. Pero podíamos consolar, dar una sonrisa, un abrazo, compartir de nuestro lonche. Llevar las copias aunque fuera de nuestro dinero, llevar nuestra laptop para poner algún video educativo. Y ahora en la distancia todo se complica y las desigualdades salen a relucir mucho más”, finalizó en su publicación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba