La Tauramaquia fresera espera con ansias su regreso

Entre “olé” y chicuelinas se espera la llegada de las corridas a tierras freseras en los 80 años de la Plaza de Toros “Revolución”


José Juan Camacho Martinez oriundo de la ciudad de Monterrey, Nuevo León, es el encargado junto con su esposa de darle el debido mantenimiento a la plaza de toros “Revolución”.

Dentro de sus funciones en la plaza, una de las principales es desembarcar a los toros y guardarlos dentro de los corrales y a la plaza en general tenerla en óptimas condiciones.

“Lo que mas me marcó dentro de este mundo taurino fue ver ya convertido en matador de toros a Diego Silveti, ya que desde pequeño lo vi aquí en el ruedo con su padre “El Rey” David Silveti, y ahora verlo torear como una vez lo llego a hacer su padre es algo hermoso”, comentó Don Juan Camacho.

Por otro lado, el regio disfruta su vida en Irapuato, ya que la ciudad se ha convertido en su casa.

“No ha sido la única plaza que cuide pero si en donde me siento más en casa ya que le gente de Irapuato ha sido muy amable”, entre notables lágrimas de alegría mencionó Don Juan.

La plaza de toros “Revolución” inaugurada el 20 de noviembre de 1940 es una joya de Irapuato donde desfilaron cientos de personajes, la inauguración estuvo llena de celebridades de la época como el General Lázaro Cárdenas y el Gobernador de Guanajuato Enrique Fernández, donde se albergó un lleno total de casi 8000 espectadores, viendo cómo hacían el paseíllo dos grandes toreros de la época que se enfrascaban en un mano a mano; Fermín Espinoza “Armillita” y Lorenzo Garza con toros de “La Punta”.

Este recinto sobrevivió a la inundación de aquel 1973 y abrió sus puertas desde entonces para que por sus pasillos desfilaran grandes nombres de la tauromaquia, desde el gran matador español “Manolete”, hasta la hoy figura mexicana “Joselito” Adame.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba